Hija de Stephen Curry se roba el show en las conferencias

Al hablar de NBA es imposible que no resalte el nombre de Stephen Curry, armador de los Golden State, quien fue elegido como el jugador más valioso. Sin embargo, hay alguien que le robó el show y no es precisamente James Harden, no. Se trata de una pequeña de dos años, su hija Riley. 

Ella es considerada la hija más famosa de la NBA, pues sabe muy bien cómo hacerse notar. Hace una semana, Riley estuvo acompañando a su papá durante la conferencia posterior a un partido de playoffs. Las intervenciones de la chiquitina son una tiernas que cautivan a todos los periodistas, que no tienen más remedio que soltar la carcajada, mientras Curry intenta responder los cuestionamientos.


Y la pequeña Riley lo volvió a hacer tras el 5to partido de las finales de la Conferencia del Oeste. Todo empezó con un bostezo, luego intentó pedirle ayuda a su padre para colocarse una pulsera, luego fue retirada de la sala, pero en esta ocasión hizo una entrada triunfal bajo una de las cortinas. Al final, un periodista no tuvo más remedio que preguntarle a Curry sobre su hija, quien respondió que "que ya se siente muy cómoda".


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida