Hornets mantienen su invicto frente al Miami de los "galáctico

NUEVA ORLEANS (AP). Si todo lo que Chris Paul y los Hornets de Nueva Orleáns hubieran logrado fuera comenzar la temporada con un récord para el equipo de 5 victorias y cero derrotas, ya sería sorprendente.

No obstante, hacerlo con un entrenador novato después de no haber llegado a la postemporada la campaña anterior y con una victoria sobre el trío "galáctico" del Heat de Miami le da aún más condimentos a este gran arranque.

"Simplemente tenemos que seguir jugando", dijo Paul, el base y líder del equipo. "No estoy sorprendido porque somos todos profesionales. No importa cómo se vea en los papeles, tienes que salir y jugar el partido y eso es lo que estamos haciendo".

Emeka Okafor recordó sus días como figura dominante en el equipo de la Universidad de Connecticut al alcanzar su marca más alta de la temporada con 26 puntos y 13 rebotes. Paul terminó con 13 puntos, 19 asistencias y cinco robos y Nueva Orleáns aguantó la arremetida del final del Miami de Dwayne Wade, LeBron James y Chris Bosh para vencerlo por 96-93.

"Mek (Okafor) estuvo impresionante hoy", dijo Paul. "Cada vez que salió a la cancha, jugó con mucha pasión y creo que cuando arranca, todos nos alimentamos de él. Jugó un gran partido".

El talento de Paul para esquivar jugadores y distraer a la defensa lo ayudó a darle la pelota a Okafor para un par de volcadas, pero éste también generó sus propias oportunidades y convirtió 12 de 13 tiros de campo, incluido un gancho tras un buen giro en la zona pintada y un toque final en el rebote de un yerro del base.

Okafor atribuyó su éxito a que sus compañeros lo hicieron participar del ataque.

"Eso es importante, te ayuda a arrancar, te da energía", dijo. "Cuando estás involucrado en el ataque y te dan la pelota, te sientes más enchufado y de repente estás a pleno ritmo, tus piernas saltan más alto".

David West aportó 15 puntos, incluidos dos tiros libres cruciales con 7,2 segundos en el reloj, luego que Bosh convirtió un triple para poner a Miami abajo 94-93. Wade luego dejó pasar un intento de triple que podía empatar el marcador y le dio la pelota a Eddie House, que falló su tiro de tres mientras se acababa el tiempo.

"El estaba en una gran posición", dijo Wade sobre House, especialista en triples. "Tomaríamos ese tiro todos los partidos si tuviéramos que hacerlo. El es un gran tirador. Lamentablemente, no entró".

Miami no logró ponerse adelante hasta que dos tiros libres de James lo dejaron arriba 90-89 cuando restaban 59,8 segundos, pero los Hornets respondieron con dos tiros libres de Marco Belinelli y un triple de Trevor Ariza.

"Una cosa que aún tenemos que aprender es que cada vez que salimos a la cancha, no importa contra quién, no alcanza simplemente con estar, porque tenemos este uniforme, porque tenemos a quién tenemos en la cancha", dijo James. "Tenemos que jugar y no se trata de jugadas, sino del nivel de energía".

"Sabemos que nos podemos recuperar por el talento que tenemos, pero los equipos siempre van a estar entusiasmados por jugar contra nosotros", siguió. "Si no igualamos ese esfuerzo desde el inicio, entonces siempre será una batalla cuesta arriba durante todo el partido y así fue hoy".

En tanto, en Phoenix, los Suns regalaron un final increíble al vencer 123-118 a los Grizzlies de Memphis en doble tiempo adicionado, luego de ir abajo 98-94 cuando quedaban 3,7 segundos en el cuarto período.

Jason Richardson anotó cinco de sus 38 puntos en los increíbles 1,1 segundos finales del tiempo reglamentario y Rudy Gay, de los Grizzlies, encestó un tiro libre que pretendía fallar, lo que le dio a los Suns una jugada más en la que lograron empatar el marcador y mandar el partido al primero de dos alargues.

Richardson atribuyó la victoria a poderes sobrehumanos.

"Nunca hice eso en mi vida", dijo. "Fue una remontada loca. Ellos pensaron que se llevaban la victoria. Creo que los dioses del básquetbol estaban de nuestro lado".

Richardson encestó un triple para dejar la pizarra 98-97 a favor de Memphis, a 1,1 segundos del final, y en la reanudación Nash le hizo una falta a Gay.

Con 0,4 segundos en el reloj, Gay erró el primer tiro libre y, claramente, pensaba fallar el segundo para agotar el tiempo. Pero la pelota entró y Grant Hill, luego de un tiempo muerto, le lanzó un pase perfecto junto al aro a Richardson, que la empujó para poner el marcador 99-99.

Gay atribuyó la derrota a "un par de errores inmaduros", en especial su tiro libre convertido. "Intenté rebotarlo en el frente del aro, para que mi equipo pudiera lanzarla afuera", dijo.

En otros partidos del viernes, Atlanta venció 113-103 a Minnesota y sigue invicto en seis partidos; los Lakers de Los Angeles superaron 108-103 a Toronto y también tienen marca de 6-0; Orlando derrotó 105-90 a Nueva Jersey con 30 puntos de Dwight Howard; y Cleveland 123-116 a Filadelfia con 23 tantos del brasileño Anderson Varejao.

Además, Nueva York le arruinó el regreso a Gilbert Arenas al vencer 112-91 a Washington; Detroit superó 97-90 a Charlotte en su primera victoria en seis partidos; Milwaukee 94-90 a Indiana; Boston 110-105 a Chicago en tiempo extra; Golden State 85-78 a Utah; y Denver 111-104 a los Clippers de Los Angeles.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.