Lakers 100, Magic 75, en primer partido de la final

LOS ANGELES (AP). Este año, los Lakers no se van a dejar pasar por encima.

Jugando con más rudeza que el año pasado, los Lakers de Los Angeles, con una gran actuación de su escolta estelar Kobe Bryant, aplastaron el jueves por 100-75 al Magic de Orlando para quedarse con el primer partido de la serie por el campeonato de la Liga Nacional de Basquetbol de Estados Unidos (NBA).

Bryant ha esperado todo un año por otra oportunidad, luego de la paliza que los Celtics de Boston le dieron a su equipo en el sexto partido de la final anterior. Aunque se quedó con la medalla de oro en Beijing, es otro trofeo dorado el que quiere ahora.

"Lo deseo tanto, eso es todo", dijo Bryant. "Lo deseo muchísimo".

Bryant anotó 40 puntos, su récord personal en una final, y jugó como poseído. También recuperó ocho rebotes y repartió ocho asistencias. Es que a los Lakers nada les vendrá mejor quedarse con su 15to título.

El español Pau Gasol anotó 16 puntos y sumó ocho rebotes y Lamar Odom terminó con 11 puntos y 14 rebotes. Los Lakers serán anfitriones del segundo partido de la serie el domingo.

En la final del año pasado, los jugadores altos de Boston, encabezados por Kevin Garnett, fueron demasiado para el equipo de Los Angeles. En el sexto y definitivo partido, les propinaron una derrota humillante por 131-92 que a los Lakers les molestó todo el año.

Esta vez, los Lakers se le pararon enfrente a Dwight Howard, con Pau Gasol y Andrew Bynum. Howard terminó con sólo 12 puntos y 15 rebotes. Los Lakers lo marcaron entre dos defensores a veces, pero la mayor parte del tiempo confiaron en la marcación individual.

La estrategia rindió: los Lakers ganaron 56-22 alrededor de la canasta.

Además, Orlando sólo encestó 8 de sus 23 intentos de triples, el arma mortal que eliminó a LeBron James en la final de la Conferencia Este.

"Nunca tuvimos una noche tan mala en los tiros", dijo Howard. "Tenemos que salir y jugar con mucho más esfuerzo que como lo hicimos esta noche".

Phil Jackson busca su décima corona como entrenador y el resultado de hoy no estuvo nada mal para el propósito.

"Tratamos de frenar las penetraciones", dijo Jackson. "Su juego interior, que fue gran parte de su estrategia, estuvimos excepcionales en eso. Le dimos muchas faltas a Dwight, pero nada dentro grave".

En el Magic, Mickael Pietrus encestó 14 puntos y el turco Hedo Turkoglu aportó 13, pero los jugadores estelares, Howard y Rashard Lewis, batallaron en el partido y Orlando sólo acertó el 29,9% de sus tiros a la canasta.

Bryant dio el mensaje a sus compañeros de que no bajaran la intensidad cada vez que le tocó descansar en el banco.

"Quería estar seguro de que siguiéramos siendo ofensivos y era mi responsabilidad durante el partido que esto siguiera así", dijo Bryant. "Trabajamos muy duro en el perímetro, manteniéndolos a ellos fuera de ritmo, luego hicimos un buen trabajo sobre él (Howard) en el juego interior".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida