Lakers obtienen victoria clara sobre Spurs, el mejor del Oeste

EU (AP). Kobe Bryant estuvo de acuerdo en que este pudo haber sido el mejor partido de sus Lakers en lo que va de la temporada y aunque técnicamente no fue el peor para los Spurs de San Antonio, de pronto parecería que fue así.

Los Lakers quizás no le den alcance a los Spurs, el equipo con más triunfos en esta temporada en la NBA para arrebatarles el primer lugar de la Conferencia Oeste antes de los playoffs, pero sí le propinaron a San Antonio un contundente recordatorio de que ellos siguen siendo los monarcas del sector y que aún no están dispuestos a cederlo, al apalearlos el domingo por 99-83.

Bryant, quien encestó 26 puntos, no habló mucho de la hazaña.

"No creo que sea todavía un gran mensaje el que dimos hoy", indicó Bryant.

Fue la séptima victoria consecutiva para los Lakers, que están jugando tan bien como en su mejor momento de la temporada. Su entrenador Phil Jackson, sin embargo, reconoció que los 6 1/2 juegos de ventaja que tienen los Spurs en el liderato de la Conferencia aún son una brecha demasiado grande de superar cuando sólo quedan 18 partidos por jugarse.

Sin embargo, los Lakers establecieron de todos modos algunas marcas.

Una de ellas fue ponerle fin de manera categórica a una cadena de victorias de locales de los Spurs, que ya es una marca interna del equipo, en 22 partidos.

Otra de ellas fue vencer a los Spurs por primera vez en tres partidos, entre ellos una derrota sorprendente en Los Angeles el mes pasado cuando Antonio McDyess empujó suavemente la canasta de la victoria justo al terminarse el partido.

Bryant, por su parte, no mostró mucha emoción por haber ganado este partido.

"¿Por qué debería estarlo?", se preguntó.

En vez de ello, Bryant prefirió mantener este triunfo aplastante en perspectiva.

"Sabemos que somos capaces de tener partidos como este y San Antonio sabe que somos capaces de dar partidos como el de hoy y resulta muy fácil que pueda ocurrir todo lo contrario", agregó.

Tony Parker encabezó a los Spurs con 14 puntos, y fue el único titular que anotó más de 10 unidades. Tim Duncan sólo tuvo dos puntos y el argentino Manu Ginóbili tuvo seis puntos y tres asistencias en 23 minutos para los Spurs y el brasileño Thiago Splitter aportó cuatro puntos y cinco rebotes en 18 minutos.

Mientras tanto, en Miami, las perspectivas no podían ser más contrastantes. Luol Deng en cierta manera fue empujado por la espalda por Mike Miller en lo que se convirtió en uno de los dos momentos decisivos de partido, o bien se tropezó solo y cayó para atrapar un rebote.

Sin embargo, lo que resultó indudable fue que otra segunda oportunidad que tuvo el Heat de Miami al final del partido se les escapó y los Bulls de Chicago, que no tuvieron éxito en sus esfuerzos para contratar en el receso de la campaña a los tres titulares del Heat, Dwyane Wade, LeBron James y Chris Bosh, le ganaron los tres encuentros de la temporada regular a Miami, al vencerlos el domingo por 87-86.

El Heat ahora es el tercer preclasificado en la Conferencia del Este, y después que en su partido del domingo Derrick Rose les anotó 27 puntos, Deng coronó un esfuerzo de 18 unidades con dos tiros libres cuando quedaban 15,9 segundos por jugarse y con ello le propinaron al Heat su cuarta derrota en fila.

"El Heat de Miami está donde todo el mundo quiere, perdiendo partidos. El mundo está mejor ahora porque el Heat está perdiendo", señaló irónico Wade en una conferencia de prensa.

Carlos Boozer anotó 12 puntos y Joakim Noah agregó 11 para los Bulls, que se colocaron ahora con un juego de ventaja sobre Miami y tomaron de manera solitaria el segundo lugar de la Conferencia del Este.

Chicago perdía por 12 puntos al terminar la primera mitad del partido y luego se convirtieron en el cuarto equipo desde el 24 de febrero que logra remontarle al Heat una desventaja de más de 10 puntos.

"Tenemos jugadores que pueden cerrar un partido", señaló el entrenador de los Bulls, Tom Thibodeau.

Pocos hubieran imaginado que Miami no los tiene, pero el cierre de los partidos ha sido _y continúa siendo_el principal reto del Heat.

James tuvo oportunidad de ganar el partido con una ofensiva cuando quedaban seis segundos por jugarse per falló un tiro muy discutido y el lanzamiento desesperado de Wade desde el costado derecho rebotó y se alejó al expirar el tiempo.

Esos fueron el 12mo y el 13er disparos consecutivos que el Heat ha fallado con la oportunidad de empatar o tomar ventaja en los últimos 10 segundos de un partido en tiempo regular o en período de prórroga.

James ha fallado cuatro de esos tiros sólo en esta racha de cuatro derrotas.

James anotó 26 puntos, Chris Bosh agregó 23 Wade sumó 20 para el Heat, que organizó una ofensiva hacia el final del partido para tomar ventaja en el último minuto pero terminaron perdiéndola.

En otros resultados de partidos dominicales, Detroit venció 113-102 a Washington; Filadelfia 125-117 a Golden State en tiempo extra; Nueva York 92-79 a Atlanta; Nueva Orleáns 96-81 a Cleveland; Oklahoma City 122-118 a Phoenix en tiempo extra; Boston 89-83 a Milwaukee y Memphis 104-103 a Dallas.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.