Lakers vencen a Magic y se convierte en campeón

ORLANDO, Florida (AP). Los Lakers de Los Angeles ganaron la noche del domingo su 15to campeonato al vencer 99-86 al Magic de Orlando en el quinto partido de la final de la NBA.

Kobe Bryant anotó 30 puntos, para llevarse su cuarto cetro, el primero sin el apoyo de Shaquille O'Neal. Fue el décimo campeonato para el entrenador Phil Jackson, que superó a Red Auerbach de Boston con la mayor cantidad de títulos para un piloto en la historia.

Los Lakers asumieron el control del partido con una seguidilla de 16-0 en el segundo período y siguieron adelante para llevarse su primer título desde el 2002. El español Pau Gasol agregó 14 puntos y 15 rebotes para Los Angeles.

Rashard Lewis anotó 18 puntos para el Magic, en lo que fue apenas la segunda final para el equipo.

La pugna de siete años de Bryant en busca del deseado campeonato finalmente ha terminado. Un año después de fracasar en la serie de campeonato, Bryant y los Lakers consiguieron su redención y los premios que la acompañan.

Sin embargo, le llevó a Bryant más tiempo de lo esperado, pero finalmente se pudo sacudir la gran sombra de su ex compañero Shaq. su cuarto campeonato le garantizó reforzar el caso de que Bryant sea considerado el mejor jugador de la liga desde que Michael Jordan decidió colgar las zapatillas.

Sin embargo, su entrenador se ubica en una categoría aparte.

Jackson, el ecuánime entrenador que ganó seis campeonatos de la NBA en los noventas con Jordan en Chicago, ahora ganó su cuarto título con los Lakers y con ello superó un empate que tenía con Auerbach.

"Fumaré un puro esta noche en memoria de Red. Era un gran tipo", dijo Jackson.

La relación de Jackson y Bryant se había tensado y durante un breve tiempo se quebró debido al peso del éxito, pero ahora ambos están en su mejor momento y cada uno en su lugar. Juntos.

Nada parecía detener a Bryant, quien se pasó la pretemporada gruñendo, luchando, mostrando los dientes y lanzando fuego a todo lo que hallara a su paso.

Durante semanas, el jugador estelar de los Lakers se puso la cara de jugador, y sólo cuando la victoria era suya en los últimos segundos, el Jugador Más Valioso de la serie de campeonato se permitía sonreír.

Una vez que terminó el partido, Bryant saltó por los aires y rápidamente fue rodeado por sus compañeros, que brincaban por toda la cancha del Amway Arena de Orlando. Bryant entonces le dio un largo y sentido abrazo y algunas palabras a Jackson antes de ser abrazado por sus hijas, que llevaban vestidos dorados de los Lakers, y que se subieron en sus brazos.

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.