Magic se luce en nuevo estadio; ahora toca duelo con Heat

EU (AP). La etapa de calentamiento se acabó. Para el Magic de Orlando, una pretemporada perfecta y una apertura fenomenal son hazañas del pasado. Ahora les esperan LeBron James y el nuevo Heat de Miami.

Dwight Howard aportó 23 puntos y 10 rebotes para que el Magic de Orlando humillara el jueves 123-83 a los Wizards de Washington, e inaugurara en forma espectacular su nueva casa.

Luego de meses de expectativa, Superman y todos sus amigos finalmente tienen la oportunidad de lucirse en grande.

Algunos, ya no pueden esperar otra noche más.

"Sinceramente, estoy cansado de escuchar a cada rato sobre Miami: Miami esto, lo maravillosos que son, lo grande que son, el tipo de récord que tendrán", dijo Marcin Gortat, quien anotó 8 puntos y recuperó 7 rebotes. "Se ven bien en el papel, pero tienen que empezar a ganar".Una cosa sí es segura: A Orlando se le ve muy bien.

Vince Carter anotó 18 puntos y Jameer Nelson añadió 16, para que el Magic navegara tranquilo al triunfo, tras una pretemporada perfecta.

Wall sumó 14 puntos y nueve asistencias. Acertó seis de 19 disparos en su primer partido importante como profesional.

Dio algunos destellos de su calidad, pero terminó siendo un espectador más durante una noche emotiva en Orlando.

"Fue duro", dijo Wall. "Realmente me está mostrando en lo que tengo que trabajar, pero ya lo se. Pero como equipo, hay mucho en lo que tenemos que trabajar".La noche de apertura de Orlando no puedo haber estado más libre de problemas.

Al partido incluso acudió Tiger Woods, quien solía ir con regularidad a los encuentros del Magic, pero que por primera vez fue a verlos desde el escándalo sexual en el que se vio envuelto el año pasado.

Dwight Howard tomó el micrófono antes del partido para agradecerle a los fanáticos, mientras que el comisionado de la NBA David Stern proclamó: no hay arena "mejor que esta instalación en el mundo".

El dueño del Magic, Rich DeVos, caminó luego al centro de la cancha, con un bastón en su mano derecha y un funcionario del equipo ayudándole a la izquierda, y pronunció un discurso conmovedor.

"Esta es una edificación mágica. Pero es su centro comunitario. Es un lugar de ustedes en el que muchas aventuras tendrán lugar", dijo DeVos, de 84 años. "Sabemos que este será un lugar acogedor y alegre, y que todos los que vienen aquí serán honrados, y queridos, y celebrados".

Entretanto en Salt Lake City, Utah, los Suns de Phoenix vencieron 110-94 al Jazz, ayudados por los 18 puntos que anotaron tanto Hakim Warrick como Steve Nash.

Los Suns gozaron de una ventaja de hasta 18 puntos ante un Jazz que jugó con más intensidad que durante su derrota por 22 puntos en su partido inaugural de temporada, en Denver, el miércoles. Sin embargo, al final, el Jazz siguió teniendo problemas para encontrar la cesta.

Utah tan sólo lanzó un 33,3% en el primer periodo y un 42,9% en todo el partido.

"Sin duda, fue un importante partido para nosotros esta noche", dijo Nash. "Aprendimos nuestra lección y mantuvimos la compostura durante largos periodos de tiempo, y en particular, lo hicimos bien al final del partido".

Al Jefferon anotó 20 puntos para Utah.

Raja Bell tuvo problemas en un partido contra su antiguo equipo, logrando tan sólo siete puntos al anotar tres de 12 lanzamientos.

El entrenador de Utah, Jerry Sloan, habló de los defectos del equipo.

"Ellos son buenos al levantar la pelota del suelo y esas cosas fueron difíciles para nosotros", dijo Sloan. "Esa es la forma en que su equipo está diseñado. Si no lanzas bien contra ellos, y acabas lanzando con saltos en el perímetro y no los anotas, entonces ellos ya han avanzado".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.