Mundial: EU derrota a Turquía y es campeón tras 16 años

ESTAMBUL (AP) — Intensidad en defensa, rapidez en ataque y, sobre todo, Kevin Durant.

Estados Unidos supo conjugar el domingo todos los elementos para recuperar el título de campeón del mundo después de 16 años de sequía, al derrotar a Turquía 81-64 en la gran final del mundial de básquetbol.

Es la cuarta corona mundial para Estados Unidos y su primera desde 1994. El anfitrión se tuvo que conformar con una agridulce medalla de plata, mientras que Lituania subió al tercer escalón del podio tras imponerse a Serbia en la final de consolación. Argentina venció a España y se quedó con la quinta plaza.

Durant, con un promedio de 22,8 puntos por encuentro, fue elegido el Jugador Más Valioso del torneo y junto a él fueron seleccionados en el quinteto ideal el argentino Luis Scola, el serbio Milos Teodosic, el turco Hedo Turkoglu y el lituano Linas Kleiza.

"Todavía tengo un largo camino por recorrer para ser el jugador que quiero llegar a ser", dijo Durant, de 21 años. "Tenía muchas ganas de jugar el torneo y ganarlo. Mis compañeros me han ayudado a ser el mejor".

El triunfo de Estados Unidos beneficia indirectamente a equipos como Brasil, Puerto Rico o Argentina. El título mundial da un pasaporte directo a los norteamericanos para los Juegos Olímpicos, con lo que no necesitarán acudir con sus estrellas al preolímpico de las Américas de 2011 en Mar de Plata en busca de la clasificación. Además, la región gozará de una plaza adicional en el torneo olímpico de básquetbol de Londres 2012.

Durant desesperó a golpe de triples, siete en total, a las 15.000 personas que convirtieron la cancha Sinam Erdem de Estambul en una auténtica olla a presión. Los 28 puntos de Durant en el partido fueron un factor decisivo para la victoria, pero no el único.

Lamar Odom aportó 15 unidades y capturó 10 rebotes. En una final muy dura, con defensas al límite de la legalidad, Estados Unidos supo mantener alejados de la pintura a los pívots turcos, de una envergadura mayor. En ataque, logró percutir con acierto la pegadiza defensa en zona de Turquía.

"Fue un partido muy difícil para nosotros", señaló el técnico Mike Krzyzewski. "Pero supimos responder con corazón y buen juego".

El primer parcial comenzó con una presión ambiental asfixiante, tensión y algún que otro roce entre turcos y estadounidenses. El equipo de Krzyzewski se estrellaba contra la ordenada defensa de los turcos. Pero un acertado Durant no se dejó impresionar. El alero del Thunder de Oklahoma sumó 11 puntos y dio a su equipo una pequeña ventaja 22-17.

A mediados del segundo cuarto, Estados Unidos consiguió ponerse 10 puntos por delante en el marcador, de nuevo gracias a la inspiración de Durant y a la buena actuación de Russel Westbrook, quien sumó 13 puntos en el encuentro. En el descanso, el marcador señalaba un 42-32 a favor de los estadounidenses.

Nada más reanudarse el encuentro, Durant anotó otros dos triples, Odom sumó dos puntos sencillos y Estados Unidos se despegó a 18 unidades.

"Después de los dos triples, me golpeé el pecho como para decir que aquí estábamos nosotros, que aquí estaba el equipo de Estados Unidos", explicó Durant.

Espoleado por su público, Turquía intentó remontar pero ya no encontró fuerzas.

Un impresionante último parcial de Odom, con nueve puntos, permitió a Estados Unidos mantener la brecha y silenciar el Sinan Erdem, que sin embargo siguió apoyando a los suyos incondicionalmente.

"No pudimos hacer nuestro partido, pero estoy orgulloso de pertenecer a este equipo", aseguró la estrella turca Hedo Turkoglu. "Nadie esperaba que llegáramos tan lejos".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida