Pese a actuación discreta de Ginóbili, Spurs doblegan a Lakers

EU (AP). Tim Duncan y Manu Ginóbili estaban en el banquillo cuando sonó la chicharra final, y no fue como castigo por la mala noche que tuvieron frente a la cesta, sino por lo fácil que resultó el partido para los Spurs de San Antonio.

Del otro lado, Kobe Bryant también abandonó el partido antes de que acabara. Así de desagradable se está poniendo el ambiente en los Lakers de Los Angeles.

El francés Tony Parker anotó 23 puntos y los Spurs demostraron por qué tienen la mejor foja de la NBA, frente a los campeones vigentes, al doblegar el martes 97-82 a Bryant y a los Lakers.

"Siempre es bueno vencer al campeón", dijo el argentino Ginóbili.

DeJuan Blair tuvo 17 puntos y 15 rebotes, para encabezar a los Spurs, que propinaron a los Lakers su tercera derrota en fila. San Antonio lo logró incluso con una actuación gris de Duncan y de Ginóbili.

Ginóbili jugó 31:35 minutos, en los que sumó nueve puntos, cuatro rebotes, seis asistencias y tres faltas.

Bryant finalizó con 21 puntos, fruto de ocho encestes en 27 disparos. Llegó a fallar 13 disparos consecutivos, y quizás está furioso otra vez, luego de cuestionar a sus compañeros a raíz de la derrota contra Miami en la Navidad.

Las humillaciones parecen acumularse para los Lakers.

Hace una semana, cayeron por 19 puntos como locales ante los modestos Bucks de Milwaukee. Luego vino el partido contra LeBron James y el Heat, que se llevaron fácilmente el triunfo en el Staples Center, en uno de los encuentros de la NBA con mayor nivel de audiencia televisiva en fechas recientes.

Bryant criticó la falta de concentración de su equipo tras la caída ante Miami. El martes, se mostró más discreto luego de que los Spurs se convirtieron en el tercer equipo seguido que aplasta a los Lakers.

El astro de Los Angeles se limitó a responder con frases entrecortadas, antes de confiar en que los Lakers saldrán de la mala racha.

"Sólo estoy (disgustado) conmigo", dijo. "Por no haber jugado bien".

Los Spurs tienen ahora una foja de 27-4, que figura entre los mejores comienzos de campaña en la historia de la NBA. Los Lakers cayeron a 21-10, la primera vez desde el 2007 que llegan tan pronto a la decena de derrotas.

Richard Jefferson anotó 17 puntos y George Hill tuvo 10. Los Spurs navegaron tranquilos en el cuarto periodo, algo casi notable, tomando en cuenta que Duncan y Ginóbili incidieron poco en el partido.

Duncan encestó sólo uno de siete disparos en jugada y sumó apenas dos puntos. Ginóbili acertó tres de 12.

Ganar pese a una mala noche de dos tercios de su equipo estelar podría dar a los Spurs más confianza, de cara al tramo más duro de la campaña.

En su siguiente encuentro, San Antonio visita a Dallas, donde tratará de vengar una de las cuatro derrotas que ha sufrido en la temporada. Luego, los Spurs visitan a Oklahoma City, Nueva York y Boston. Todos esos equipos tienen más triunfos que derrotas en su foja.

También el martes, Dwyane Wade anotó 40 puntos, su mayor cifra en lo que va de la campaña, mientras que LeBron James y Chris Bosh totalizaron 18 unidades y 10 rebotes cada uno, en el partido que el Heat de Miami ganó por 106-98 a los Knicks de Nueva York.

Pese a la gran aportación de sus estrellas, el Heat debió sudar la gota gorda para evitar que los Knicks sacaran el triunfo en el último periodo. Wade anotó 15 de sus 40 puntos en el último cuarto.

El lituano Zydrunas Ilgauskas anotó 14 puntos y capturó 10 rebotes por Miami, que tiene una foja de 15-1 en sus últimos 16 encuentros y ha derrotado a los Knicks en siete ocasiones seguidas.

Miami llegó a tener una ventaja de incluso 22 puntos, pero ésta se redujo a sólo tres. Entonces, Wade acertó un triple con menos de dos minutos por jugarse, para frenar la reacción de Nueva York.

James dejó el partido prácticamente resuelto al superar al italiano Danilo Gallinari para saltar al pie del aro y encestar. Ello puso al Heat arriba por siete puntos, con 40 segundos por disputarse.

También por el Heat, el puertorriqueño Carlos Arroyo sumó tres puntos, un rebote y una asistencia en 21:10 minutos.

El 17 de diciembre, el Heat se impuso en Nueva York por 22 puntos de diferencia. En este nuevo encuentro llegó a tener la misma ventaja.

"Les dije a los chicos que una ventaja de 22 puntos contra los Knicks es como una ventaja de siete u ocho contra un equipo normal", dijo el entrenador del Heat, Erik Spoelstra. "Los Knicks siempre sieguen esforzándose... y eso es lo que hicieron hoy".

Amare Stoudemire totalizó 30 puntos por los Knicks, que fueron superados en rebotes, por 50-32. Wilson Chandler añadió 21 unidades y Raymond Felton anotó 15.

"Estos chicos son prácticamente los mejores", dijo el entrenador de los Knicks, Mike D'Antoni, respecto del Heat, antes del partido. "Quizás son los mejores".

Y en muchos momentos del partido, esas palabras parecieron una verdad irrefutable.

En otros partidos, los Celtics de Boston vencieron 95-83 a los Pacers de Indiana, al embocar 19 triples; el Magic de Orlando doblegó 110-95 a los Cavaliers de Cleveland, para llegar a cuatro victorias en fila; los Raptors de Toronto se impusieron 85-76 a los Mavericks de Dallas, que carecieron del alemán Dirk Nowitzki por lesión, y los Nuggets de Denver se impusieron 95-77 a los Trail Blazers de Portland, gracias a 17 puntos del brasileño Nené.

Además, los Bulls de Chicago derrotaron 90-77 a los Bucks de Milwaukee.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.