Podría seguir éxito de Spurs, aun sin Duncan

SAN ANTONIO, Texas, EE.UU. (AP) — Tim Duncan estuvo en su entrevista posterior al juego flanqueado por sus dos hijos. Algún día pronto, él podría decidir que ellos, y no Tony Parker y Emanuel Ginóbili, serán sus compañeros inseparables.

El eventual retiro de Duncan —ya sea la próxima semana, el próximo verano o después del próximo campeonato— probablemente no será el fin de lo que ha sido una permanencia de 15 años en la cima o cerca de ésta por parte de los Spurs de San Antonio.

El club parece estar en la mejor posición para seguir cosechando éxitos.

Los Spurs lucieron mejor que nunca al aplastar al Heat de Miami en cinco juegos para obtener su quinto campeonato, concretando la hazaña con una victoria por 104-87 el domingo que dio inicio a una celebración con bocinas de automóviles que se prologó a la madrugada.

Contando con buenos jugadores y quizá un liderazgo sin igual en la gerencia que encontrará más, los Spurs no se imaginan desapareciendo de la cumbre, aun si su pivote de gran estatura finalmente decide retirarse.

"Pienso que lo he dicho en varias ocasiones. No hubo una sola temporada desde que estoy en la NBA en la que no haya creído verdaderamente que podíamos ganar el título", dijo el argentino Ginóbili. "Cada año estuvimos ahí. Algunas ocasiones fuimos el número uno y perdimos en la primera ronda. En otras ocasiones fuimos el séptimo e hicimos el intento de ganarlo".

"Pero jugar con los compañeros de equipo con quienes he jugado siempre, dirigidos por el tipo que nos está dirigiendo, siempre sentí que podíamos ganarlo, y verdaderamente nunca creí que era la última oportunidad".

Ésta probablemente tampoco lo fue.

Cierto, con 38 años de edad Duncan sabe que el final está cerca, aunque no lo diga y quizá no sepa qué tan cercano está. Ginóbili cumplirá 37 años el próximo mes y podría estar entrando también a la última etapa de su carrera.

Pero Parker no muestra señales de estar bajando de ritmo, el Jugador Más Valioso de la serie de campeonato de la NBA Kawhi Leonard parece listo para un papel aún más importante, y el entrenador en jefe Gregg Popovich y el gerente general R.C. Buford, a quienes el comisionado de la liga Adam Silver calificó como "quizá la combinación de gerente general y entrenador más grandiosa en todos los deportes", han demostrado que pueden encontrar buenos jugadores y mejorarlos una vez que visten el uniforme del equipo.

"Mi secreto son estos chicos que están detrás de mí, el coach Pop y R.C. Ese es mi secreto", dijo el propietario Peter Holt. "No comienza (el éxito) en la cabeza, comienza con ellos; y es un grupo grandioso en el cual estar".

El único pronóstico respecto al futuro realizado la noche del domingo provino de Popovich, y fue sobre el Heat. Aunque los ex campeones se dirigen a un verano incierto con LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh elegibles para convertirse en agentes libres, él dijo que Miami estaría de regreso.

No hace mucho tiempo que la gente dejó de pensar eso respecto a San Antonio.

Luego de ser derrotados en la primera ronda de la postemporada de 2011 por Memphis, a pesar de haber sido el primer equipo preclasificado, los Spurs no lucían suficientemente fuertes. Eliminados por Oklahoma City al año siguiente después de lograr una ventaja de 2-0 en la serie final de la Conferencia Oeste, San Antonio no parecía suficientemente rápido.

Sin embargo, los Spurs realizaron los ajustes necesarios y, aunque no fueron suficientemente buenos la temporada pasada contra el Heat, regresaron incluso más concentrados y en esta ocasión no dejaron duda.

"Nos hemos adaptado, y vinimos y fuimos capaces de ganar otro campeonato", dijo Duncan. "Estoy muy orgulloso; es increíble".

La habilidad de Popovich para manejar los minutos de participación durante la temporada regular, conservando frescos a sus astros y proporcionando una experiencia valiosa al resto de sus jugadores, podría permitir a San Antonio transitar por otro largo sendero a la postemporada. Pero habrá adversarios ansiosos listos para abalanzarse, particularmente su los Spurs simplemente no tienen la misma hambre de triunfo después de que esta temporada los motivó el dolor de la derrota en la final del año pasado.

En su propio estado, Houston o Dallas podrían cambiar el balance de poder sumando a Carmelo Anthony. Y, por supuesto, James podría permanecer en Miami con piezas más fuertes a su alrededor, o unirse a otro club que se convertiría de inmediato en otra amenaza para la obtención del título.

Así que la liga podría lucir muy diferente, pero con los Spurs nuevamente en la cima.

___

Brian Mahoney puede ser contactado en: http://www.twitter.com/Briancmahoney

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida