Rondo guía a Boston en triunfo sobre Miami; Memphis toma ventaja

BOSTON (AP). Pese a tener el brazo izquierdo vendado dentro de una manga y colgado inmóvil a su costado, Rajon Rondo se enfiló hacia la canasta, superó a LeBron James y encestó.

Ni siquiera una dislocación de codo izquierdo y una contractura en la espalda pudieron frenarlo.

Rondo todavía contó con un buen brazo y con sus piernas. El armador de los Celtics repartió 11 asistencias en el partido y un par de encestes a una mano en el período final para llevar a los Celtics de Boston a imponerse el sábado por 97-81 al Heat de Miami en el tercer partido de las semifinales de la Conferencia del Este.

"Demostró que es un joven realmente muy duro", afirmó Kevin Garnett, quien anotó 28 puntos y recuperó 18 rebotes, una cifra superior a la que consiguió de manera combinada en sus dos primeros partidos.

"No sé qué será de él cuando cumpla 35 años, pero ahora mismo está jugando muy bien", agregó.

Miami tiene ventaja de 2-1 en la serie, a ganar cuatro de siete partidos, y el cuarto juego será el lunes por la noche en Boston.

Paul Pierce anotó 27 puntos para los Celtics, los actuales campeones de la Conferencia del Este, que evitaron una desventaja de 3-0 en la serie que hasta ahora ningún equipo en la historia de la NBA ha podido remontar.

Sin embargo, terminaron el partido con sus dos armadores lesionados. El entrenador de los Celtics, Doc Rivers, señaló que la disponibilidad de Rondo está en duda, y el hombro izquierdo golpeado de Delonte West tuvo que ser vendado al final del partido.

"La postemporada está aquí y eso es de lo que se trata: de golpes, de lesiones, y uno tiene que sobreponerse y seguir adelante. Creo que esa luz finalmente brilló para nosotros hoy", agregó West.

Dwyane Wade anotó 23 puntos y repartió siete asistencias y Joel Anthony continuó contribuyendo como sustituto al anotar 12 puntos y recuperó 11 rebotes.

Al jugar en el edificio donde puso fin a su carrera con los Cavaliers de Cleveland y que finalmente lo llevó a Miami, James anotó 15 puntos y tanto él como Wade se combinaron para encestar apenas 14 de 35 tiros a la canasta.

Wade también fue quien le cometió una falta a Rondo en el tercer período, luego que ambos chocaran y terminaran cayendo al suelo. Rondo cayó mal sobre su brazo izquierdo, tuvo que ser auxiliado para levantarse y fue sacado y el médico del equipo, el doctor Brian McKeon le inmovilizó el brazo.

Sin embargo, aun cuando los Celtics anunciaron que Rondo sufrió una dislocación en el codo izquierdo, éste regresó de la banca y jugó en el cuarto período, a pesar de que lo hizo con el brazo izquierdo colgándole a su costado, para darle a los Celtics la chispa que les faltó en los primeros dos partidos.

Mientras tanto, en Memphis, Zach Randolph anotó 21 puntos e impuso una nueva marca de su equipo con 21 rebotes y los Grizzlies se recuperaron de una desventaja de 16 puntos para derrotar 101-93 en tiempo extra al Thunder de Oklahoma City y ponerse 2-1 arriba en su semifinal de la Conferencia del Oeste.

Memphis trata de hacer lo que ningún equipo de la NBA ha logrado: escalar desde el octavo puesto de la preclasificación hasta las finales de la conferencia. Está a dos victorias de lograrlo tras permanecer invicto en casa en esta postemporada.

El entrenador de Memphis, Lionel Hollins, sabe bien que sus Grizzlies fueron afortunados, pero agregó que así son los partidos de postemporada en la NBA.

"Para poder llegar lejos, uno siempre debe estar en partidos en los que uno puede hacer algo milagroso para ganar el juego. Considero que fue milagrosa la manera como luchamos después de haber estado en desventaja de 16 puntos y fue una gran victoria, y tal como lo dije, por la gracia de Dios, fuimos afortunados por habernos llevado la victoria".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.