Victoria de Lakers acaba con desórdenes públicos en LA

LOS ANGELES (AP). Las celebraciones de la victoria de los Lakers de Los Angeles en el campeonato de la NBA acabaron en desórdenes públicos el jueves por la noche, con alborotadores que lanzaron piedras y botellas a agentes de policía, crearon fogatas y saltaron sobre vehículos.

Cientos de policías rodearon el Staples Center antes del séptimo partido de la serie entre los Lakers y los Celtics de Boston para prevenir una repetición de la violencia que acompañó la victoria de los Lakers el año pasado. Sin embargo, a pesar de su presencia, se reportaron varios episodios violentos en barrios cercanos al estadio.

Al menos 20 personas fueron arrestadas el jueves, aunque esa cifra seguramente aumentará, dijo el agente de policía John Romero. Muchos de los arrestos se debieron a encontrarse bajo los efectos del alcohol, mientras que otros fueron por vandalismo e incitación a la violencia callejera.

Tomas de televisión mostraron a varias personas que golpeaban un taxi cuando intentaba abandonar la zona cercana al estadio después que los Lakers ganaran a los Celtics de Boston 83-79. Algunos abrieron la portezuela trasera del vehículo, mientras otros lo mecieron con intención de volcarlo. A la postre el taxi pudo escapar de la turba.

Algunos hombres sin camisa se pusieron a correr por la calle, mientras que otros conductores aceleraron sus motores y tocaron la bocina en señal de alegría. Empero, las calles aledañas estaban jalonadas de vidrios rotos y restos quemados.

Jazmine Rodríguez, de 24 años y que vive en un edificio de apartamentos no muy lejos del Staples Center, dijo que todos los automóviles en su calle tenían los vidrios rotos.

"Cuando vinimos acá, solamente habían roto una ventanilla. La policía nos dijo que volviéramos a casa y los alborotadores rompieron entonces la otra ventanilla", contó Rodríguez.

Delmi Ramos intentó rescatar lo que pudo de su automóvil, lleno de vidrios rotos.

"Sólo queríamos ver los festejo y formar parte de la victoria de los Lakers. Nunca pensamos que ocurriría esto", agregó. "la culpa la tiene la gente joven que no sabe comportarse. Dañan a las personas, a la comunidad, porque no saben cómo festejar de forma sana".

Los bomberos de Los Angeles respondieron a 37 incidentes en un radio de un kilómetro (media milla) del Staples Center en un lapso de tres horas tras el partido, dijo el vocero Brian Humphrey. Ocho personas fueron llevadas al hospital en ambulancias, agregó, algunas con "heridas graves".

Un agente sufrió una rotura de nariz al ser alcanzado por un objeto arrojado por uno de los revoltosos, dijo el jefe de policía Charlie Beck.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.