Warriors acuerdan añadir a DeMarcus Cousins a su alineación

DeMarcus Cousins estará listo para jugar en algún momento esta temporada. Y cuando lo esté, los bicampeones defensores de la NBA lo estarán esperando.

Añadiéndole un quinto astro más a su ya deslumbrante alineación, los Warriors de Golden State llegaron a un acuerdo con Cousins por un año y 5,3 millones de dólares en el segundo día del periodo de la agencia libre de la NBA. El acuerdo de bajo riesgo y elevada recompensa fue confirmado por dos personas que hablaron con The Associated Press bajo condición de anonimato porque aún no puede firmarse nada.

“Cinco integrantes del Juego de Estrellas en un equipo ... guau”, escribió Frank Kaminsky, de Charlotte, en Twitter.

De hecho, ese es el caso para los Warriors, que añadirán a Cousins a una alineación que incluye a los estelares Kevin Durant, Stephen Curry, Klay Thompson y Draymond Green, así como Andre Iguodala, ex Jugador Más Valioso de la final de la NBA.

Los Warriors, como era de esperar, estaban emocionados por un movimiento que les da un jugador que promedió 25,2 puntos por partido la temporada pasada antes de lesionarse y que ha promediado 21,5 unidades y 11 rebotes por encuentro en su carrera.

Los Warriors perdieron al pívot JaVale McGee, que se unió el domingo a LeBron James y los Lakers de Los Ángeles como parte de una oleada de movimientos en el primer día de la agencia libre, y el gerente general, Bob Myers, tardó menos de un día completo en reemplazar a McGee con Cousins.

Los Lakers mantuvieron vivos los movimientos el lunes, al añadir a Rajon Rondo, quien solía ser rival de James en los playoffs, pero ahora le pasará el balón.

Una persona con conocimiento de las negociaciones confirmó a la AP que Rondo acordó firmar un contrato por un año y nueve millones de dólares con los Lakers. Al igual que Cousins, Rondo formó parte de los Pelicans de Nueva Orleans la temporada pasada. Para ayudar a reemplazar el hueco que dejó Cousins, los Pelicans alcanzaron un acuerdo por dos años con el exjugador de los Lakers, Julius Randle, quien ahora hará pareja con su compañero de la Universidad de Kentucky, Anthony Davis, en la pintura de Nueva Orleans.

Así que en menos de 24 horas, los Lakers no sólo atrajeron a James para que se fuera de Cleveland, sino que se quedaron con los servicios de dos jugadores que fueron antagonistas por mucho tiempo en su intento anual por ganar la Conferencia Este, primero al alcanzar un acuerdo con Lance Stephenson el domingo por la noche, y luego al convencer el lunes a Rondo de unirse a la que será su sexta franquicia en la NBA.

James está otra vez de vacaciones mientras los Lakers se encuentran ocupados armándole un roster que lo respalde.

“Para él es sólo la actividad a la que está acostumbrado”, dijo Kobe Bryant, el legendario jugador de los Lakers, sobre James durante una presentación el lunes en el programa “The Jump” de ESPN. “Acudirá a trabajar. Trabajará duro todos los días. Estoy muy emocionado por nuestros jugadores jóvenes, porque van a tener la oportunidad de verlo trabajar de cerca y creo que eso acelera su curva de aprendizaje ... Creo que es importante que LeBron simplemente sea él mismo y continúe haciendo lo que ha estado haciendo”.

Luego que se acordaron más de 1.000 millones de dólares en nuevos contratos entre el sábado por la noche y el domingo, el primer día oficial de la agencia libre —en el que James se fue a los Lakers, Kevin Durant permaneció en Golden State, Chris Paul se quedó en Houston y Paul George en Oklahoma City, entre otras noticias — predeciblemente las cosas se enfriaron un poco en el segundo día.

Por otro lado, Derrick Favors acordó el lunes un contrato por dos años y 36 millones de dólares para permanecer con el Jazz de Utah. Al escuchar esa noticia, sus compañeros Donovan Mitchell y Rudy Gobert le dedicaron bromas en Twitter en las que le dijeron que ahora sí podría invitarlos a cenar.

JJ Redick está de regreso con los 76ers de Filadelfia, al alcanzar un acuerdo por un año y unos 12 millones de dólares. Redick promedió 17,1 puntos por partido y tuvo una efectividad del 42% en triples la temporada pasada con Filadelfia, cuando ganó 23 millones de dólares.

Con James fuera de la Conferencia Este, Filadelfia cree que puede aspirar a la final de la NBA. Lo mismo se piensa en Boston, que, curiosamente, entregó el lunes la camiseta No. 9 que solía vestir Rondo al completar la largamente esperada firma de Brad Wanamaker, un escolta que llega a los Celtics luego de pasar las últimas siete temporadas en Europa.

Wanamaker jugó como universitario en Pittsburgh, y viene de ser seleccionado Jugador Más Valioso de la final de la liga turca este año.

Anthony Tolliver cambió de equipo de nuevo, esta vez a uno de sus exconjuntos, Minnesota, que lo firmará en un acuerdo por un año valorado en 5,75 millones de dólares. Tolliver ha jugado en franquicias diferentes, y la campaña anterior estuvo en Detroit.

Los Pistons añadieron a José Calderón, quien se reunirá con su exentrenador, Dwane Casey. El español firmó un acuerdo por un año a cambio del mínimo para un veterano, de alrededor de 2,4 millones de dólares. Estuvo con James en Cleveland la temporada pasada.

___

La periodista Janie McCauley de la AP en Oakland contribuyó con este despacho.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida