En su reencuentro, Kobe y Shaq dan triunfo al Oeste

PHOENIX (AP). Juntos otra vez, Kobe Bryant y Shaquille O'Neal guiaron ayer domingo a su Conferencia hacia el triunfo en el Juego de Estrellas.

Bryant anotó 27 puntos y O'Neal añadió 17, para el equipo del Oeste, que doblegó por 146-119 al Este. Amare Stoudemire, de quien se rumoraba sería canjeado en los próximos días por Phoenix, añadió 19 puntos, en lo que pudo haber sido su último partido como miembro de los Suns.

LeBron James anotó 20 unidades por el Este. Paul Pierce y Dwyane Wade añadieron 18 cada uno.

Reunidos nuevamente en el mismo equipo por primera vez en casi cinco años, los tres veces campeones compartieron el premio Jugador Más Valioso (MVP) del juego. Ayudaron al Oeste a recuperarse luego de un inicio espantoso, luego se acompañaron en algunos encestes que permitieron tomar la iniciativa en el tercer cuarto.

Y lo hicieron de la forma que los hace diferentes: Bryant con su enfoque serio y frío, O'Neal como el payaso de talla enorme que hace reír por igual a seguidores y adversarios.

Fue la primera ocasión sobre la duela como compañeros desde la serie final de la NBA del 2004. O'Neal fue cambiado a Miami ese verano, separando un dúo que produjo tres títulos consecutivos, pero que quizá era conocido más por sus frecuentes peleas, las cuales ocasionaron que el rompimiento fuera inevitable.

"Se sienten como escenas retrospectivas", comentó O'Neal durante una entrevista para la televisora TNT. "Se siente como el '99 o el '02", agregó.

Bryant y O'Neal compartieron un abrazo leve luego de ser anunciados como MVPs, luego se disputaron en broma el trofeo que les entregaba el comisionado de la liga David Stern. De esta manera se unieron a Bob Pettit _quien ganó el premio cuatro veces_, y a Michael Jordan y Oscar Robertson como los únicos que han obtenido en tres ocasiones el galardón a Jugador Más Valioso del Juego de Estrellas.

Amare Stoudemire anotó 19 puntos por el Oeste, que regresó a la senda del triunfo luego de su derrota el año pasado en Nueva Orleáns, cuando Bryant sólo participó unos minutos debido a que se estaba recuperando de un dedo dislocado.

"Queríamos ser agresivos", dijo Bryant. "Lo hablamos antes de salir a la duela, queríamos jugar. Perdimos el año pasado y queríamos asegurarnos de salir y jugar duro, salir de aquí con una victoria", señaló

LeBron James encabezó la ofensiva de la Conferencia del Este con 20 unidades. Paul Pierce y Dwyane Wade anotaron cada uno 18 puntos.

O'Neal no participó el año pasado e el Juego de Estrellas luego de haber sido seleccionado en 14 ocasiones consecutivas, y trajo de regresó sus habilidades de entretenimiento inigualables. Los jugadores fueron presentados sobre un escenario atrás de los Jabbawockeez, un grupo de danza hip-hop. O'Neal, el último reserva en aparecer, estaba utilizando una de las máscaras del grupo musical y bailó con ellos antes de tomar su lugar en la duela.

"Quería hacer algo un poco diferente y único", comentó O'Neal. "Me di cuenta que posiblemente este sea mi último (Juego de Estrellas), así que quería hacerlo memorable para mí y para los aficionados", apuntó.

Las festividades del fin de semana en el marco del Juego de Estrellas fueron una distracción bien recibida por los aficionados al baloncesto de Phoenix, cuyos desilusionantes Suns estaban al parecer en proceso de desmantelamiento del equipo mientras la diversión continuaba a su alrededor.

El entrenador en jefe de Phoenix, Terry Porter, será despedido el lunes y reemplazado por el asistente Alvin Gentry, dijo el domingo a la AP una persona familiarizada con la decisión, quien pidió se mantuviera su nombre en el anonimato debido a que no se ha realizado un anuncio oficial.

Los cambios podrían no para allí.

Stoudemire, quien fue titular en el equipo del Oeste, es el nombre más importante que se menciona en rumores de cambio ante la fecha límite de la próxima semana para realizarlos.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida