A-Rod pega batazo ganador, pero debe esperar el festejo

NUEVA YORK (AP). Alex Rodríguez pegó un batazo por encima del fondo del jardín derecho y giró, entusiasmado, hacia la banca de los Yanquis, de donde esperaba un torrente de compañeros eufóricos, corriendo a celebrar la victoria.

El único detalle que se le pasó es que era apenas la octava entrada.

"Pensé que pegué un jonrón mucho más importante del que pegué", dijo Rodríguez con una sonrisa abochornada. "Bastante vergonzoso".

Aún así, el tres veces estelar quebró el empate al pegar un cuadrangular en un momento clave y ayudó a CC Sabathia a ganar su sexta apertura seguida en la victoria de los Yanquis por 4-2 sobre los Marineros de Seattle.

Nueva York evitó ser barrido en tres partidos como local, luego que los ases de Seattle, Cliff Lee y el venezolano Félix Hernández, lo maniataran las dos noches anteriores. El dominicano Robinson Canó aportó un jonrón solitario.

Lee y Hernández lanzaron hasta el final y fue la primera vez que dos abridores visitantes lograron victorias de partido completo en el Yankee Stadium desde mayo de 1991.

Los bates de Nueva York no tuvieron una actuación salvaje el jueves ante Ryan Rowland-Smith, pero esta vez el buen pitcheo estaba del lado de los locales.

"CC lanzó un gran partido", dijo Rodríguez. "Siempre que alguien lance ocho entradas y le anoten sólo dos carreras, quieres recompensarlo con una victoria".

Sabathia (10-3) permitió tres hits hasta la octava y luego concedió un boleto al inicio. Un pasbol inoportuno del catcher puertorriqueño Jorge Posada llevó a un sencillo de dos carreras de Russell Branyan que puso la pizarra 2-2.

En la parte baja, Mark Teixeira pegó un sencillo frente al cerrojero David Aardsma (0-5) con un out y Rodríguez mandó una bola rápida que entró alta al jardín opuesto.

"Lo ataqué de la manera en que siempre lo ataco. Simplemente, le dio en el lugar justo", dijo Aardsma. "En este estadio, cualquier cosa puede pasar. El tiene la fuerza suficiente para sacarla".

En Denver, el dominicano Miguel Olivo terminó con dos grandes raspones rojos, uno arriba y el otro abajo de su rodilla derecha. Uno fue por deslizarse para lograr un triple, el otro por un choque en el plato.

"Luchar es lo que hacen los equipos ganadores", dijo un orgulloso Olivo en inglés. "Mi rodilla está un poco machucada, pero me gusta".

El esfuerzo de Olivo, el poder del venezolano Carlos González y una apertura precisa de Aaron Cook llevaron a los Rockies de Colorado a vencer por 7-3 a los Gigantes de San Francisco.

González, que pegó un jonrón de dos carreras en la primera entrada, se ha beneficiado por un cambio en el orden de bateo. Desde el tercer lugar, empujó 11 carreras en 15 partidos.

El venezolano también ha sido esta campaña una pesadilla para los lanzadores de la División Oeste de la Liga Nacional, contra quienes pegó nueve de sus 13 cuadrangulares.

Los Rockies están encontrando su ritmo y ganaron por tercera vez en cuatro partidos. A pesar de que su lujoso paracorto Troy Tulowitzki está afuera por un mes tras fracturarse la muñeca izquierda, mantienen alta la confianza.

"Todo nos está saliendo bien", dijo Cook. "Los abridores, la parte final del bullpen, un par de imparables en el momento justo y cuando te das cuenta ya estamos en el final del partido y tenemos otra victoria. Estamos en una buena posición para entrar en una buena racha".

En otros resultados del jueves por la Liga Americana, Cleveland venció 6-1 a Toronto; Oakland 8-1 a Baltimore; Tampa Bay 5-4 a Minnesota en 10 innings; y L.A. (Angelinos) 2-1 a Texas.

Por la Liga Nacional, Cincinnati venció 3-2 a Chicago (Cachorros) en 10 innings; Washington 2-1 a N.Y. (Mets); Pittsburgh 3-2 a Filadelfia; Milwaukee 4-1 a San Luis; y Houston 6-3 a San Diego en 10 innings.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.