Angelinos sufren duro revés; Rays se acercan a Boston

EEUU (AP). Si quieren seguir jugando en octubre, los Angelinos de Los Angeles tienen mucho trabajo por hacer en la última semana de la campaña.

El dominicano Edwin Encarnación dejó en el terreno a los Angelinos con un cuadrangular en la 12ma entrada y los Azulejos de Toronto derrotaron el jueves 4-3 a Los Angeles, dándole otro golpe en su búsqueda de un lugar en la postemporada de la Liga Americana.

"Simplemente permitimos que el triunfo se nos escapara hoy", dijo el pelotero de cuadro Howie Kendrick.

Con la derrota, los Angelinos cayeron a tres encuentros de Boston, que descansó en la contienda en pos del boleto de comodín para la postemporada, en la Liga Americana.

Pese al tropiezo, el manager Mike Scioscia trató de dar una interpretación positiva a la situación.

"Estos chicos han jugado con todo durante mucho tiempo. Estamos jugando bien", opinó. "Simplemente no logramos ganar esta noche".

Los Angelinos cierran la campaña con una serie de seis compromisos en casa, comenzando con tres frente a Oakland, seguidos de otros tres ante Texas, el líder de la División Este. En la jornada, los Rangers cayeron por 4-3 ante los Atléticos.

"En este momento no podemos perder más juegos", advirtió el dominicano Ervin Santana, lanzador derecho. "Tenemos que dar todo, finalizar fuertes y ver qué pasa".

Encarnación inició el 12mo episodio con un cañonazo por la línea del jardín izquierdo contra Garrett Richards (0-2), su 17mo batazo de vuelta entera de la temporada.

A diferencia de los Angelinos, los Rays sí aprovecharon para reducir la ventaja de los Medias Rojas en la puja por el wild card.

El manager de Tampa Bay, Joe Maddon, escuchó algunas ovaciones que venían de la casa club, y buscó información en la computadora. Supo lo que había ocurrido recién: el vuelacerca de Encarnación.

"¡Hermoso!", exclamó Maddon tras enterarse de que los Azulejos habían vencido a los Angelinos.

Los Rays fueron ayudados también por unos Yanquis relajados, desvelados y, desde luego, nada interesados en ayudar a los Medias Rojas, sus rivales acérrimos.

Matt Moore ponchó a 11 rivales en cinco entradas, durante su primera apertura en las mayores, y los Rays vencieron 15-8 a los Yanquis, una noche después de que Nueva York conquistó el título de la División Este.

Los Rays evitaron una barrida en cuatro juegos y se acercaron a dos de Boston, que descansó, en la contienda por el comodín a la postemporada. A Tampa Bay y a los Medias Rojas les restan también seis compromisos en la campaña.

Antes de este encuentro, el receptor de Nueva York, Russell Martin, declaró que odiaba a los Medias Rojas y dijo que le gustaría verlos eliminados de los playoffs. Tampa Bay aprovechó cuatro errores de los Yanquis en el encuentro.

"Cualquier cosa que pueda eliminar a los Medias Rojas será maravillosa para mí", dijo Martin.

"Odio a los Medias Rojas", añadió sin dudar.

Frente a una alineación formada principalmente por sustitutos y novatos, los Rays le cayeron a palos al dominicano Bartolo Colón (8-10) y tenían una ventaja de 13-0 en el quinto acto. Colón permitió siete carreras _cinco limpias_ y cinco hits en tres entradas. No gana desde el 30 de julio, hace nueve aperturas.

En otros juegos de la Liga Americana, los Mellizos de Minnesota quebraron una racha de 11 derrotas en fila al superar por 3-2 a los Marineros de Seattle, y los Indios de Cleveland aplastaron 11-2 a los Medias Blancas de Chicago, con cinco remolcadas por el venezolano Asdrúbal Cabrera y triunfo de su compatriota Jeanmar Gómez (5-2).

Además, los Orioles de Baltimore se impusieron 6-5 a los Tigres de Detroit.

En la Liga Nacional, los Cardenales también sufrieron un golpe a sus aspiraciones de avanzar a los playoffs. Y al igual que con los Angelinos, su verdugo fue un dominicano, pero de sus mismas filas.

Rafael Furcal no pudo controlar un roletazo que parecía ideal para doble matanza, y los Mets de Nueva York remontaron una desventaja de cuatro carreras en la novena entrada, para vencer el jueves 8-6 a San Luis.

Los Cardenales ganaban por 6-2 pero regalaron boletos a tres bateadores, lo que ayudó a que los Mets tomaran la ventaja con una ofensiva de seis carreras. Willie Harris recibió el pasaporte en el comienzo del inning, y lo coronó con un sencillo de dos carreras, que rompió el empate cuando había dos outs.

Con la derrota, los Cardenales cayeron a dos juegos de Atlanta, que descansó y es líder en la lucha por el wild card. Cada uno de esos equipos tiene seis encuentros por disputar en la campaña.

Fue apenas el tercer revés sufrido por San Luis en 16 encuentros.

"No se equivoquen al pensar que nos han roto el corazón", dijo el manager de los Cardenales, Tony La Russa. "Nuestro corazón está latiendo. Ganamos esta serie y estamos listos para mañana".

También en el Viejo Circuito, los Astros de Houston doblegaron 9-6 a los Rockies de Colorado, con cuatro producidas por el panameño Carlos Lee.

Asimismo, los Nacionales de Washington vencieron 6-1 a los Filis de Filadelfia, y los Dodgers de Los Angeles 8-2 a los Gigantes de San Francisco.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.