Cabrera pega 2 jonrones ante Rojos; Hernández poncha a 13

CLEVELAND (AP). Antes del partido del domingo, el venezolano Asdrubal Cabrera lanzó pelotas de tenis a su hijo de tres años, Meyer, quien las bateó por todo el jardín mientras portaba la camiseta con el número 13 de papá.

Cabrera pegó de 5-5 con dos cuadrangulares e impuso una marca personal con cinco carreras impulsadas para que Cleveland barriera en la serie de tres partidos contra Cincinnati tras la victoria por 12-4 sobre los Rojos y así presumir _al menos por el momento_ que es el mejor equipo de Ohio.

El toletero venezolano pegó un cuadrangular de dos carreras en la primera entrada contra el dominicano Edinson Vólquez (3-2). Cabrera añadió un jonrón sencillo en la sexta para darle a Cleveland una ventaja de 8-4.

"Era el espectáculo de un solo hombre en el plato", dijo el manager de la tribu Manny Acta. "Estuvo increíble. Estuvo pendiente de cada lanzamiento y ha jugado para nosotros como un jugador digno del Juego de Estrellas desde el primer día".

Michael Brantley, Cabrera y Shin-Soo Choo _los tres principales toleteros de Cleveland_ pegaron de 12-10 en conjunto con seis carreras y nueve remolques, para que los Indios, ahora más un rival de cuidado que una sorpresa, lleva 14 partidos arriba de .500 por primera vez desde 2007.

Con su primera barrida contra los Rojos en siete años, Cleveland mejoró su foja a 29-15 en general y a 18-4 en el Progresive Field, con lo que empataron el mejor arranque en la historia de la franquicia.

"Son duros en casa", dijo el manager de los Rojos Dusty Baker. "Están jugando buen béisbol".

El venezolano Carlos Carrasco (3-2) permitió cuatro carreras en poco más de seis entradas, pero propinó a los Rojos su cuarta derrota al hilo.

Y en San Diego, el abridor dominicano Félix Hernández puso un enorme signo de admiración a un impactante fin de semana de los Marineros de Seattle.

Hernández igualó la mayor cantidad de ponches en un partido de su carrera con 13 y los Marineros completaron una barrida de tres partidos el domingo al vencer 6-2 a los Padres de San Diego.

"Sentí como si durante gran parte del partido él estuviera lanzando tan bien como hemos visto que lo hace este año", dijo el manager de Seattle, Eric Wedge. "Tuvimos que luchar duro durante las primeras entradas".

Hernández (5-4) concedió una carrera y seis hits sin ceder bases por bolas mientras los Marineros registraban su quinta victoria consecutiva. Durante la serie superaron a San Diego en carreras (14-2) y hits (32-14) mientras ponchaban a 35 bateadores de los Padres.

"No me gusta darle reconocimiento a los lanzadores rivales, pero estos chicos lanzaron uy bien este fin de semana", dijo el manager de los Padres Bud Black.

Los Marineros han permitido dos carreras o menos en sus últimos siete juegos. Frenaron a los Padres en seis imparables o menos en cada uno de los tres partidos de su serie.

"Es un impresionante cuerpo de abridores", dijo el receptor dominicano Miguel Olivo, de los Marineros. "Nosotros solamente necesitamos anotar unas cuantas carreras y lo hemos estado haciendo y hemos ganado partidos".

Hernández, el actual ganador del premio Cy Young de la Liga Americana, mantuvo un excelente ritmo. Recibió tres sencillos en la séptima entrada para la única carrera de San Diego en el partido, pero ponchó a siete de nueve bateadores durante una racha que se extendió de la segunda a la cuarta entrada.

En otros resultados de partidos interligas, Nueva York (Yanquis) derrotó 9-3 a Nueva York (Mets); Houston 3-2 a Toronto; Tampa Bay 4-0 a Florida; Detroit 2-0 a Pittsburgh; Texas 2-0 a Filadelfia; Baltimore 2-1 a Washington; Chicago (Medias Blancas) 8-3 a Los Angeles (Dodgers); San Luis 9-8 a Kansas City, en 10 entradas; Los Angeles (Angelinos) 4-1 a Atlanta; San Francisco 5-4 a Oakland, en 11 entradas; Arizona 3-2 a Minnesota; y Boston 5-1 a Chicago (Cachorros).

En el único partido de la Liga Nacional, Milwaukee venció 3-1 a Colorado.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.