Canó pega uno de tres grand slams de Yanquis, proeza inédita

EEUU ( AP). En casi un siglo de hazañas con el bate, los Bombarderos del Bronx nunca habían dado un espectáculo como éste. Y nadie más lo había logrado.

Los Yanquis de Nueva York se convirtieron el jueves en el primer equipo en la historia de las mayores en conectar tres grand slams en un mismo encuentro, gracias a garrotazos del dominicano Robinson Canó, Russell Martin y Curtis Granderson, para apalear por 22-9 a los Atléticos de Oakland.

" Me sorprende que nadie hubiera logrado esto antes, tomando en cuenta los grandes equipos y los estupendos bateadores que han practicado este juego", dijo Granderson.

Algunos aficionados decidieron marcharse temprano a casa cuando vieron que los Atléticos ganaban por 7-1 después de tres entradas. La lluvia seguía cayendo en un encuentro que comenzó luego de una demora de 89 minutos.

Resulta que esos espectadores se perdieron el logro histórico de los Bombarderos del Bronx.

Canó comenzó la exhibición con su bambinazo en la quinta entrada, frente al abridor Rich Harden, poniendo la pizarra en 7-6. Martin conectó su vuelacerca en la sexta, contra el dominicano Fautino de los Santos, para que los Yanquis se colocaran arriba por 10-7. Granderson hizo lo propio en la octava, frente a Bruce Billings, cuando había dos outs.

" Es una hazaña bastante loca, si uno lo piensa", dijo el manager de los Yanquis, Joe Girardi. " Es asombroso".

Martin aportó dos cuadrangulares y un doblete, para imponer las mejores marcas de su vida con cinco hits y seis producidas.

Canó remolcó cinco carreras y los Yanquis lograron su mayor remontada desde el 2006, con lo que evitaron ser barridos en la serie de tres compromisos.

Las Grandes Ligas están por celebrar 136 años y su partido número 200,000 de temporada regular, el mes próximo. Pero entre todos esos juegos, el disputado el jueves representó un espectáculo único de bateo.

" Difícilmente volveremos a ver esto", dijo el capitán Derek Jeter.

Nueva York también tuvo alguna peculiaridad en el fildeo.

El puertorriqueño Jorge Posada, electo como catcher al Juego de Estrellas, hizo la primera aparición en su vida como intermedista y realizó la última jugada, al capturar un roletazo y lanzar al primera base Nick Swisher, quien rió mientras atrapaba la esférica.

Los Yanquis tuvieron oportunidades de conectar incluso más vuelacercas con las bases llenas.

En la friolera de 17 ocasiones, algún toletero de los Yanquis llegó a la caja de bateo con las tres bases ocupadas. Tan sólo Derek Jeter tuvo cuatro oportunidades de ese tipo. En dos fue retirado mediante rodados, en una se ponchó y en otra recibió boleto.

" No sé si había escuchado alguna vez que un jugador tuvo cuatro oportunidades al bate con las bases llenas", dijo Girardi.

Jeter bateó en cambio tres imparables y elevó brevemente su promedio a .300. Fue un ascenso notable respecto de aquel día de julio que comenzó con el capitán de los Yanquis estancado en .257, cuando conectó su hit número 3,000 de por vida.

El grand slam de Granderson lo colocó en 103 producidas. Los Yanquis habían pegado dos jonrones con la casa llena en tres ocasiones distintas, pero nunca como locales.

Nueva York anotó seis veces en la séptima entrada, apoyado por siete bases por bolas en el inning. Rayó seis veces más en la octava.

Cliff Pennington sumó un jonrón, un doble y cuatro anotadas por los Atléticos. Scott Sizemore pegó también un cuadrangular.

Además de los toletazos espectaculares, la jornada se recordará por las condiciones meteorológicas.

Los aficionados de los Yanquis no estaban de buen humor. Abuchearon cuando Phil Hughes abandonó la lomita en el tercer inning y también cuando Pennington encontró el primer lanzamiento del relevista Cory Wade para conectar un jonrón de tres carreras que puso arriba a los Atléticos por 7-1.

Pero hubo una ovación cuando el sol se asomó entre las nubes, en la cuarta entrada, con los Atléticos al bate. Entre un inning y otro, resonó por los altavoces del parque la canción de los Beatles "Here Comes the Sun" (Ya viene el sol).

Momentos después, brillaron también los bates de Nueva York.

Boone Logan (4-2) se llevó la victoria y De los Santos (2-1) fue el derrotado.

Alex Rodríguez regresó a la alineación de los Yanquis, luego de perderse dos encuentros por una torcedura en el pulgar de la mano izquierda. Conectó dos imparables y anotó tres carreras.

Pese al juego espectacular, los Yanquis no pudieron desplazar a los Medias Rojas del primer lugar de la División Este de la Liga Americana. Boston blanqueó 6-0 a los Rangers de Texas, con dos cuadrangulares del mexicano Adrián González.

En otros encuentros de la Liga Americana, los Reales de Kansas City vencieron 9-6 a los Azulejos de Toronto, con jonrón del dominicano Melky Cabrera (17).

Además, los Orioles de Baltimore derrotaron 6-1 a los Mellizos de Minnesota, y los Tigres de Detroit blanquearon 2-0 a los Rays de Tampa Bay.

En la Liga Nacional, los Bravos de Atlanta arrollaron 8-3 a los Cachorros de Chicago; los Diamondbacks de Arizona aplastaron 8-1 a los Nacionales de Washington; los Cardenales de San Luis doblegaron 8-4 a los Piratas de Pittsburgh, y los Astros de Houston superaron 3-1 a los Gigantes de San Francisco.

El encuentro entre los Rojos de Cincinnati y los Marlins de Florida se pospuso por la lluvia.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.