Caza de talentos de Medias Blancas son acusados de fraude

Redacción EU (EFE). El ex director de buscadores de talentos y otros dos "scouts" en Latinoamérica, de los Medias Blancas de Chicago, pueden enfrentar cargos de fraude federal por presuntamente aceptar pagos en las contrataciones de prospectos.

De acuerdo con el formato oficial, los acusados son David Wilder, el puertorriqueño Jorge L. Oquendo Rivera y el dominicano Víctor Mateo.

Los tres buscadores de talento para los Medias Blancas, son acusados de aceptar 400,000 dólares en pagos por las contrataciones de 23 prospectos latinoamericanos entre el 2004 y el 2008.

De acuerdo con la fiscalía federal en Chicago, los pagos fueron encubiertos y los Medias Blancas no fueron informados. Aunque por el momento la parte acusatoria no ha identificado a los jugadores que presuntamente estarían involucrados.

Wilder enfrenta siete cargos de fraude y podría encarar 20 años de prisión por cada uno de los cargos. Sobre los otros dos también pesan acusaciones de fraude.

"Los acusados presuntamente engañaron a su empleador y se enriquecieron al aprovecharse de jugadores vulnerables, desesperados por el sueño de ser estrellas en las Grandes Ligas", declaró Robert Grant, funcionario de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) en Chicago.

Durante la etapa del presunto fraude, los Medias Blancas reclutaban jugadores en la República Dominicana, México, Panamá, Venezuela y otros países latinoamericanos, de acuerdo con la acusación.

La documentación legal en donde se plantea la acusación, se indica que los siete delitos por fraude detallan que existen cheques entre los 30,000 y los 525 dólares enviados por los Medias Blancas a los jugadores y equipos por los derechos contractuales de los jugadores.

Pero a Wilder y a los buscadores de talentos se les acusa de incrementar secretamente los bonos que se otorgan por firma de contratos y luego quedarse el dinero.

Wilder, de 50 años, y Oquendo, de 49, con residencia en Aguadilla, Puerto Rico, comparecerán voluntariamente, mientras que para Mateo, de 39, de Arroyo Hondo, República Dominicana, se emitió orden de arresto.

La investigación inició cuando los Medias Blancas informaron a las Grandes Ligas sobre los resultados de una investigación interna.

En el 2008, los Medias Blancas despidieron a Wilder del cargo de director de desarrollo de jugadores, y a Mateo como buscador de talentos.

El equipo se limitó a decir que los despidos se debieron a "acciones en Latinoamérica que violaron los códigos del club".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.