Compañeros preocupados por la lesión de Mariano

KANSAS CITY, Misurí, EE.UU. (AP) Mariano Rivera corrió hacia el muro de los jardines, en busca de un elevado, como lo había hecho en las prácticas de bateo numerosas veces durante dos décadas, con una alegría casi infantil.

Pero en un parpadeo, todo cambió para el mejor cerrador en la historia de las Grandes Ligas.El panameño de los Yanquis de Nueva York, 12 veces electo para el Juego de Estrellas, pisó mal en la tierra de la franja de advertencia. La rodilla se le dobló antes de que el taponero se estrellara contra el muro.

Rivera sufrió una ruptura del ligamento cruzado anterior y del menisco el jueves, de acuerdo con un análisis realizado mientras los Yanquis caían por 4-3 ante los Reales de Kansas City. Es probable que la lesión ponga fin a la temporada de Rivera, pero también a su carrera, lo que marcaría un final triste en la trayectoria de uno de los serpentineros más reconocidos en la historia.

La lesión pesó sobre los Yanquis durante todo el encuentro. Nueva York tuvo la carrera del empate en tercera en la novena entrada, pero Rodríguez fue sacado de out en un machucón para bajar el telón.Después del partido, lo único importante para A-Rod era Rivera.

" Lo vi todo", comentó el hijo de dominicanos. " Es difícil hablar de eso. Mo ha significado tanto para nosotros a nivel personal, y también su importancia en el terreno, en el montículo. Pero, a fin de cuentas, somos los Yanquis de Nueva York y nadie se va a lamentar por nosotros".

Sin embargo, la sensación hacia Rivera es distinta. El panameño es uno de los jugadores más duraderos en la historia de las mayores y es difícil encontrar a alguien a quien no le agrade o no lo respete.Eso, sin contar con sus 608 rescates y cinco anillos de Serie Mundial.

" Estamos hablando de alguien que hizo algo sin precedentes", comentó el capitán de los Yanquis, Derek Jeter.

Jeter recordó que Rivera lleva "más de 20 años" atrapando elevados en los jardines, y el torpedero indicó que nunca pensó que el cerrador se pudiera lastimar haciéndolo." Esa es su manera de mantenerse en forma. Siempre está fildeando elevado", señaló Jeter. " De todas formas, parece un jardinero central. Fue algo extraño, no hay otra forma de explicarlo".

Girardi también defendió la decisión de Rivera de atrapar elevados en la práctica de bateo, y destacó que el relevista no ha estado en la lista de lesionados desde 2003." Hay lesiones extrañas, y esta es una de ellas", expresó Girardi. "Hay que permitirle ser un atleta y un pelotero y que se divierta en el terreno. Nunca he visto a Mo hacer algo peligroso, ni he visto a Mo tirarse para tratar de robar un jonrón. Esa es su forma de ejercitarse".

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida