Cuba y México en aprietos; EU se salva

MIAMI (AP). Cuba y México quedaron en la cuerda floja tras perder ante sus verdugos de hace tres años, mientras que Estados Unidos sobrevivió para jugar otro día y escribió el último capítulo del cuento de hadas de Holanda en la segunda ronda del Clásico Mundial de Béisbol.

México, que perdió 8-2 contra Corea del Sur luego de que su abridor Oliver Pérez permitió tres cuadrangulares, enfrentará hoy lunes a Cuba en San Diego en un partido de vida o muerte. Los mexicanos perdieron en el 2006 en esta misma instancia ante los coreanos.

Venezuela y Puerto Rico también juegan hoy lunes en Miami y el ganador sellará su boleto a las semifinales en Los Angeles.

Japón y su as Daisuke Matsuzaka estamparon nuevamente su dominio sobre Cuba al imponerse por 6-0 en el Petco Park, y Estados Unidos venció por 9-3 a Holanda en el Dolphin Stadium.

Matsuzaka fue el abridor en el 2006 cuando Japón derrotó por 10-6 a Cuba en la final del Clásico inaugural. En esta ocasión, el derecho de los Medias Rojas de Boston maniató la ofensiva antillana durante seis innings en los que abanicó a ocho oponentes para apuntarse el triunfo.

Aroldis Chapman cargó con el revés.

"El equipo aguerrido saldrá mañana (lunes) a darlo todo, este torneo es difícil ganarlo invicto", dijo el manager cubano Higinio Vélez. "Lo que es importante es que el espíritu de los muchachos no es derrotista sino triunfalista, y se están preparando psicológicamente para el juego de mañana que es tan importante".

Cuba perdió por primera vez en el actual torneo luego de ganar sus tres primeros duelos en la ronda inicial en Ciudad de México, donde su artillería sacudió el estadio con 11 jonrones. El festival de batazos llegó a su final contra el formidable pitcheo nipón.

En Miami, Jimmy Rollins conectó un jonrón, un triple y remolcó cuatro carreras en el triunfo de Estados Unidos sobre un equipo holandés que fue la gran sorpresa del campeonato.

Holanda _a base de pitcheo, bateo oportuno y algo de suerte_ superó dos veces y eliminó a República Dominicana en la ronda anterior en San Juan. Pero la fórmula mágica se le agotó ante los norteamericanos, que castigaron al abridor Rick VandenHurk y sus relevistas.

Holanda apenas anotó 10 carreras en seis partidos en el torneo.

"Sé que nosotros perdimos, pero podemos irnos a casa con la cabeza en alto", dijo el inicialista holandés Randall Simon. "Porque en Holanda de ahora en adelante, en el próximo Clásico lo van a respetar (al equipo) un poquito más".

Estados Unidos retiró la cabeza de la guillotina y se jugará la clasificación a semifinales el martes contra el perdedor de Puerto Rico y Venezuela.

"Todavía no nos queríamos ir a casa", indicó el dirigente estadounidense Davey Johnson.

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.