2011: Cuidado con los Atléticos, rival a temer

CARACAS (AP). ¿Quiere identificar al equipo que podría ser la gran revelación 2011? Búsquelo al cruzar el puente de la bahía de San Francisco, donde juegan los vecinos de los vigentes campeones de la Serie Mundial.

Se trata de los Atléticos de Oakland y éstos se lo creen.

"La oportunidad está a nuestro alcance", comentó el recién llegado Josh Willingham.

En teoría, las circunstancias les favorecen.

Vienen de una campaña con marca de 81-81 en el Oeste de la Liga Americana, la cual insinuó potencial. Sus adquisiciones durante el receso taparon varias necesidades, particularmente en ataque.

Lo que ahora procuran es dar el salto para ir a los playoffs, a donde no van desde que en 2006 fueron barridos por Detroit en la serie de campeonato.

Como es tradición, el punto fuerte está en un sólido pitcheo, que el año pasado lideró la Americana en carreras limpias admitidas (3.56) y blanqueadas (17). Sus oponentes no pasaron de .245 en promedio de bateo.

Números bien llamativos, si se pondera que ninguno de los abridores posee nombres de alcurnia: Trevor Cahill, Dallas Braden, Brett Anderson y Gio González son los cuatro que repiten, mientras que Brandon McCarthy se perfilaba para la quinta plaza.

Cahill comenzó la pasada campaña en la lista de lesionados tras perder una puja por la quinta plaza ante el zurdo González, pero sus 18 victorias marcaron el paso en el equipo y dejó efectividad de 2.97. El total de victorias de Cahill fue el más alto para un lanzador menor de 23 años desde las 20 de Bret Saberhagen con Kansas City en 1985.

González, por su lado, superó sus altibajos al inicio y acabó con 15 triunfos y 3.23 de efectividad.

El zurdo Braden (11-14, 3.50 de efectividad) se hizo famoso al lanzar un juego perfecto contra Tampa Bay el 9 de mayo, el primero de un pitcher de los Atléticos desde Catfish Hunter en 1968.

Si bien estuvo dos veces en la lista de incapacitados por dolencias en el codo, Anderson (7-6) ganó sus últimas cuatro aperturas y tuvo 2.80 de efectividad.

Apuntalado por buenas actuaciones en la pelota invernal de República Dominicana, después de varias lesiones, McCarthy asomaba como la mejor opción para el quinto abridor.

Los Atléticos desembolsaron 1,5 millones de dólares para un año de los servicios de Rich Harden, a quien las lesiones han trastocado una carrera que comenzó en Oakland, y al cual una enésima molestia muscular interrumpió sus entrenamientos de primavera.

Harden fue un mero espectador durante la pasada postemporada con los Rangers de Texas, que ganaron el campeonato de la Liga Americana para alcanzar su primera Serie Mundial.

La apuesta de los Atléticos es que pueda recuperar el nivel de 2008, cuando redondeó una foja de 10-2 y 2.07 de efectividad en 25 aperturas entre Oakland y los Cachorros.

El bullpen ofrece garantías con el cerrador Andrew Bailey, el Novato del Año de 2009 que la pasada campaña se anotó 25 rescates con 1.47 de efectividad. Oakland adquirió al ex taponero Briuan Fuentes y a Grant Balfour para completar un grupo de preparadores y especialistas que ya incluía a Michael Wuertz y Brad Ziegler.

Los Atléticos penaron por su escasa ofensiva. Sus totales de 109 jonrones y 663 jonrones fueron los segundos más pobres en casi tres décadas. También sufrieron por las lesiones, con 23 bajas en 2010, a dos del récord que establecieron en 2008.

Fue así que el empeño del gerente Billy Beane y el manager Bob Geren durante el receso se concentró en apuntalar los bates. El interés apuntó en dirección de gente como Adrián Beltré, pero al ser desairados, los Atléticos optaron por Hideki Matsui, Willingham y David DeJesús.

"La nuestra es una alineación sin un Albert Pujols, sin un súper estrella, pero está balanceada", comentó Willingham, ex de Florida y Washington, que el año pasado bateó para .268 con 16 jonrones y 56 remolcadas.

Willingham estará en el bosque derecho, con DeJesús (.318 y 23 dobles en 91 juegos con Kansas City) en el izquierdo y Coco Crisp (.279 en 75 juegos) en el central.

En lista de espera está el prospecto Chris Carter, capacitado para jugar como inicialista o guardabosque. Carter debutó el año y captó atención de la peor manera al irse en blanco en sus primeros 33 turnos, pero repuntó para quedar con promedio de .288 en sus últimos 45 viajes al plato.

Matsui (21 jonrones y 84 producidas) será el designado tras durar un año con los Angelinos de Los Angeles, rivales de división.

El cuadro interior quedó intacto, encabezado por el inicialista Daric Barton (líder de boletos de la liga con 110) y el intermedista Mark Ellis (quien bateó para .301 tras el Juego de Estrellas).

Kevin Kouzmanoff (sus 16 jonrones fueron la mayor cantidad del equipo) cubre la antesala y Cliff Pennington (.250) en el campocorto).

Kurt Suzuki se ha ganado la receptoría por sus méritos de buen trabajo con los lanzadores, pero su aporte ofensivo ha sido decoroso (13 jonrones y 71 remolcadas).

Resta por ver si los refuerzos ofensivos mejorarán tal rubro. Si es así, con el pitcheo que ya tienen, los Atléticos serán muy peligrosos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.