Darle el JMV a Verlander no es un pecado

NUEVA YORK (AP). Antes que nada, una aclaración. El premio se llama Jugador Más Valioso. Se puede otorgar a cualquiera, hasta un lanzador.

Pero van 19 años desde que los votantes, acreditados en la Asociación de Cronistas de Béisbol de Norteamérica, han seguido un patrón de ignorar lanzadores.

Esto conspira en contra de las opciones de Justin Verlander, el formidable abridor de los Tigres de Detroit que está por completar la Triple Corona de pitcheo en la Liga Americana con su cuenta de 24 victorias, 2.40 de efectividad y 250 ponches tras el sábado.

El Cy Young de la Americana está sentenciado a favor de Verlander, pero el debate por el JMV es otra historia.

En la guía de instrucciones que reciben los votantes, hay un recordatorio específico: "tengan en cuenta que todos los jugadores son elegibles para el JMV, incluyendo lanzadores y bateadores designados".

Alguien tendría que mencionárselo a Jimmy Rollins, el campocorto de los Filis de Filadelfia que ganó el JMV de la Liga Nacional en 2007. El otro día salió a decir despectivamente que los lanzadores tienen su propio apartado _el Cy Young_ y que el más valioso es para jugadores de posición.

El argumento de gente como Rollins es que un lanzador no está en acción todos los días, y en el caso de un abridor que lo hace cada cinco.

Pero Verlander también lidera la liga en innings lanzados (251), tiene foja de 22-2 desde finales de abril y ha ganado 16 veces tras una derrota de los Tigres.

El derecho ha dicho que votaría por él mismo si le diesen una papeleta, pero trata de no darle demasiada importancia.

"Medio que entiendo la discusión. He escuchado los argumentos", afirmó Verlander. "Pero más allá de eso, no es algo que antes de irme a dormir me pongo a decir, 'tengo que ganarlo' o 'cómo quiero ganar ese JMV'. Claro que me gustaría, pero lo verdad es que hay muchas otras cosas que tienen más valor que premios individuales".

El último lanzador en obtener el laurel de JMV fue Dennis Eckersley, cerrador de los Atléticos de Oakland en 1992. Habría que remontarse mucho más para encontrar al último abridor en conseguirlo, cuando Roger Clemens de los Medias Rojas de Boston lo hizo en 1986.

Pedro Martínez realizó una temporada sensacional con Boston en 1999 y hubiese ganado el JMV de no haber sido por dos votantes que ni siquiera se inmutaron en colocarle entre los 10 renglones que aparecen en las papeletas

"Lo que deben hacer es sacar a los pitchers (de la votación), que no los pongan, así no tendríamos esta discusión", dijo Eckersley, entrevistado por el diario The Detroit News.

Si Verlander no puede ganarlo, entonces quién.

Pues la alternativa sería José Bautista de los Azulejos de Toronto, el líder en todas las mayores en jonrones (42), slugging (.611), bases por bolas (128), OBP (.447) y OPS (1.058).

Una decisión fácil. El problema es que juega para un equipo que no va a los playoffs, a 15 juegos y medio del primer lugar de su división.

Entonces, por descarte, el premio debe ser para alguien del club que ganó la división, y en este caso la candidatura que levanta vuelo es la Curtis Granderson de los Yanquis de Nueva York. Granderson tiene un jonrón menos que Bautista y lidera su liga en impulsadas (119) y anotadas (134).

Lo mismo ocurre en la Nacional, donde nadie se atrevería a poner en duda a Matt Kemp. Después de todo, está muy cerca de lograr la Triple Corona de bateo al encabezar las estadísticas de jonrones (37) e impulsadas (119) y comenzó el sábado a tres puntos porcentuales de los líderes de bateo, José Reyes y Ryan Braun. Nadie ha ganado una Triple Corona ofensiva desde Carl Yastrzemski con Boston en 1967.

Pero Kemp juega con los Dodgers de Los Angeles, que nunca estuvieron en la contienda por su división. Y es por eso que Braun y Prince Fielder, de los Cerveceros de Milwaukee, son los nombres que gozan con las mejores opciones.

El asunto es que por ninguna parte se ha establecido como criterio que el ganador debe salir de un equipo clasificado a la postemporada.

"Si hay que hablar del mejor jugador de la Liga Nacional, nada más hay que ver a Matt", dijo Don Mattingly, el manager de los Dodgers.

En las otras categorías:

_Cy Young, Americana: Verlander, por todo lo anterior. No sería el único con una Triple Corona.

_Cy Young, Nacional: Clayton Kershaw, con los Dodgers de Los Angeles. No hay que dar vueltas contra alguien que lidera en victorias (20), efectividad (2.27) y ponches (242).

_Novato del Año, Americana: Jordan Walden, 31 rescates con los Angelinos. También en consideración se encuentran Michael Pineda (Marineros), Iván Nova (Yanquis), Mark Tumbo (Angelinos), Eric Hosmer (Reales) y Jeremy Hellickson (Rays).

_Novato del Año, Nacional: Alguien de los Bravos de Atlanta. Craig Kimbrel lidera el circuito con 46 rescates. Freddie Freeman y Jonny Venters son los otros novatos destacados de Atlanta.

_Manager del Año, Americana: Joe Maddon, Rays de Tampa Bay. Ya lo fue en 2008, año en el que llevó a los Rays a la Serie Mundial tras una temporada previa con marca de 66-96. Aunque quizás su equipo se quede corto de la postemporada, su gestión ha sido mucho más notable, con la segunda nómina más modesta de las mayores y otra renovación del roster tras la salida de figuras como Carl Crawford, Matt Garza y Rafael Soriano.

_Manager del Año, Nacional: Kirk Gibson, Diamondbacks de Arizona. Algo muy sencillo de seleccionar. En su primer año completo como piloto, Gibson llevó a Arizona al título del Oeste tras dos temporadas seguidas con más de 90 derrotas.

___

Eric Núñez está en Twitter en http://twitter.com/EricNunezAP

Los periodistas de Deportes de AP en Español están en http://twitter.com/AP_Deportes

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.