Estrellas: Mariano Rivera vuelve a hacer de las suyas

SAN LUIS (AP). Noveno inning, la diferencia es de sólo una carrera en un Juego de Estrellas y nada más lógico que darle la bola a Mariano Rivera.

El desenlace de la película del martes en el Busch Stadium fue el mismo a los que el genial relevista panameño de los Yanquis de Nueva York tiene acostumbrado al mundo de las Grandes Ligas: 1-2-3 y a casa.

Rivera preservó la victoria de la Liga Americana por 4-3 y que estiró a 13 la racha de ediciones consecutivas sin perder del joven circuito, las más prolongada en la historia del clásico.

Fue el salvado número cuatro para Rivera en Juegos de Estrellas. Otro récord para el derecho de 39 años que desde hace rato amasó las credenciales para ser exaltado al Salón de la Fama.

Rivera le dio la pincelada a su nuevo récord apenas un par semanas después de haberse convertido en el segundo relevista en la historia que llega a los 500 salvamentos.

La posibilidad de alcanzar otro hito, según admitió, estaba fijamente en su mente.

"Estaba anuente a eso y sólo puedo decir que estoy contento de tener una oportunidad más", dijo Rivera, quien quebró un empate con Dennis Eckersley y ahora acumula ocho innings lanzados en el clásico sin permitir carreras limpias.

¿Presión? ¿Dudas? ¿Temor a fallar?

Nada de eso. Simplemente se subió al montículo y volvió a demostrar sus nervio de acero para cumplir con su tarea y también uno que se toma con completa naturalidad el que sea tan dominante.

"Es algo normal, no trato de poner más de lo que es", señaló Rivera a la AP. "De otra forma, pues quizás no haga el trabajo, así que lo hago es tomarlo como es: un juego más".

"Había que ganar, tener la ventaja para la Serie Mundial", agregó.

Carlos Peña, el primera base dominicano de los Rays de Tampa Bay, destacó el valor de lo que Rivera hace una y otra vez.

"Cuando se sube a la lomita es recogan sus cosas y vámonos que ya se acabó el partido", dijo Peña. "Que talento, que hazaña".

Joe Maddon, el piloto de la Americana, acreditó el triunfo a su bullpen de "caballos" con Rivera, Joe Nathan y Jonathan Papelpon.

El otro recuerdo que se lleva Rivera del clásico de verano fue la oportunidad de conocer y conversar con el el presidente estadounidense Barack Obama.

Y lo que más le sorprendió fue que Obama le entabló conversación sobre el 'cutter', su famoso lanzamiento.

"Una persona muy interesante e inteligente", dijo Rivera al referirse al mandatario. "Me habló del cutter. No sabía que estaba empapado en eso, el hombre sabe de béisbol".

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.