Gallardo y Fielder encaminan a Cerveceros a la victoria

MILWAUKEE (AP). Yovani Gallardo apenas podía ver los lanzamientos de vuelta que le hacía el receptor Jonathan Lucroy, al perderlos por la intensa luz que se filtraba a través de las ventanas del estadio Miller Park de Milwaukee.

Ahora imagine cómo se sintieron los Diamondbacks de Arizona.

El mexicano Gallardo salió de las tinieblas y superó en el duelo de lanzadores a Ian Kennedy y llevó a los Cerveceros a continuar con su racha ganadora de locales al imponerse por 4-1 sobre los Diamondbacks en el primer partido de la serie divisional de playoffs de la Liga Nacional.

"Me fue difícil ver que la pelota venía de regreso al tener todo ese sol en el trasfondo. Sólo esperaba que Luc no me lanzara una pelota a la cara", dijo Gallardo, quien sabía que las sombras jugarían un papel importante más tarde.

"Cuando uno tiene la ventaja, para mí, era cuestión de mantenerse allí y trabajar de una manera más agresiva", agregó el derecho mexicano, quien retiró a 14 de 15 rivales durante un tramo del partido y quizás se vio ayudado por la manera como las sombras se proyectaban en el campo.

Al haber colocado el comienzo de partido un poco más temprano, el sol se asomó a través del techo retráctil toda la tarde lo que creó patrones de luces y sombras caprichosos y cambiantes.

"He jugado aquí casi por dos años, y en cierta manera ya me acostumbré. pero uno se puede imaginar lo que sienten los jugadores del otro equipo y también los umpires, que a veces tienen dificultades con ello", dijo Lucroy. "Es difícil pues dificulta el bateo. Las sombres, la luz, las sombras que caen sobre la zona de strike. A veces es difícil ver", agregó.

Gallardo concedió una carrera y cuatro imparables en ocho entradas y empató una marca de ponches en la postemporada que pertenecía a Don Sutton, quien repartió nueve el 8 de octubre de 1982 ante California en la serie por el campeonato de la Liga Americana.

Gallardo sólo fue sorprendido por un cuadrangular de Ryan Roberts en la octava entrada y ganó su primera apertura de los playoffs desde que perdió el primer juego de la Serie Divisional del 2008 ante los Filis de Filadelfia.

Nombrado al Juego de Estrellas en el 2010, Gallardo tuvo foja de 17-10 en esta temporada aunque rara vez es considerado entre los mejores serpentineros del béisbol.

En tanto, en Nueva York, hubo silencio en la caseta, pero el cambio en el desempeño realmente hizo ruido.

Por ello, los Tigres de Detroit aguardan esperanzas de que tal como ocurrió hace cinco años, puedan recuperarse después de perder el primer partido de su serie divisional de la Liga Americana ante los Yanquis de Nueva York y puedan subirse en esa racha hasta llegar a la Serie Mundial.

"Uno no puede poner tanto (en juego) en un solo partido. Ciertamente uno desea tomar la ventaja desde el comienzo, aunque también es positivo tener escasa memoria al corto plazo", dijo Brandon Inge luego que cayeran los Tigres por 9-3 el sábado en la continuación del primer partido de la serie, que fue postergado por lluvia.

"Si uno se lamenta una derrota, y si uno entra en una racha de derrotas de la misma manera como ocurre a mitad de la temporada uno está fuera, acabado. Ñor eso uno tiene que poner las derrotas y los malos partidos en el olvido de una manera realmente rápida", agregó.

Los serpentineros de los Tigres Doug Fister y Al Alburquerque fueron atacados por la ofensiva de los Yanquis. El dominicano Robinson Canó remolcó tres carreras con su jonrón con bases llenas y dos dobletes productores al encabezar la ofensiva de Nueva York.

Cuando la pizarra estaba empatada 1-1, Canó puso en ventaja a los Yanquis en la quinta entrada con un doblete ante Fister, cuando conectó una pelota que golpeó en la parte más alta del muro del jardín izquierdo y rebotó de vuelta al campo y se quedó a unos cuantos centímetros de convertiste en cuadrangular.

Tres bateadores más tarde, Alburquerque entró en labor de relevo y Canó se aseguró que no hubiera dudas sobre el resultado de este partido al colocar el segundo lanzamiento que vio de Alburquerque en las gradas del segundo piso ubicadas detrás del jardín derecho.

Canó no falló en esta ocasión y tuvo su cuarto jonrón con bases llenas en menos de dos meses.

No hubo una remontada en esta ocasión para los Tigres, que se mostraron como si todavía estuvieran descansando después de haber ganado el campeonato de la División Central de la Liga Americana el 16 de septiembre.

En tanto, en Filadelfia, Ryan Howard conectó un largo jonrón, Roy Halladay se sobrepuso a un comienzo vacilante y los Filis de Filadelfia derrotaron por 11-6 a los Cardenales de San Luis.

Howard se repuso del ponche que puso fin a la temporada de su equipo en octubre del año pasado con su vuelacercas decisivo de tres carreras entre un racimo de cinco carreras en la sexta entrada, que fue celebrado bulliciosamente en el Citizens Bank Park.

"Dejé el año anterior en el pasado", declaró Howard. "No podemos dejar que lo que ocurrió el año pasado nos afecte en éste. Es un nuevo comienzo".

Halladay retiró a los últimos 21 bateadores que enfrentó al tiempo que los campeones de la División Este en la Nacional comenzaron su postemporada con una remontada victoriosa.

Halladay permitió tres carreras y tres imparables, y tuvo ocho ponches en ocho entradas. No permitió que nadie se embasara después de que Skip Schumaker abrió la segunda entrada con sencillo.

"Es por esto que él es el mejor", dijo el toletero dominicano Albert Pujols de los Cardenales. "Queríamos seguir anotando, pero ya no pudimos".

El segundo partido en la serie divisional entre Cardenales y Filis será el domingo. Cliff Lee lanzará por Filadelfia contra Chris Carpenter, quien abrirá con tres días de descanso.

Finalmente en Arlington, Texas, Mike Napoli empató la pizarra con un sencillo de dos carreras antes de que el abridor de Tampa Bay, James Shields, hiciera dos lanzamientos descontrolados a un mismo bateador, y los Rangers de Texas se alzaron el triunfo de 8-6 sobre los Rays en el segundo partido de su serie divisional en la Liga Americana.

Luego de que el sencillo de dos carreras de Napoli empatara la pizarra 3-3, uno de los lanzamientos descontrolados de Shields fue un ponche que envió al plato la carrera del desempate en un ataque de cinco rayas en la cuarta entrada que le dio a Texas la ventaja definitiva.

La serie al mejor de cinco va a una victoria por bando. El tercer partido es en Tampa el lunes, cuando Colby Lewis lanzará por los Rangers contra David Price.

Ian Kinsler agregó un doble de dos carreras y Mitch Moreland un jonrón solitario por Texas.

Los Rangers, campeones defensores de la Liga Americana, finalmente estuvieron en la pizarra en el juego _ y en la serie_ después de haber sido limitados a dos imparables en el partido inaugural por el novato zurdo de 22 años Matt Moore y dos relevistas veinteañeros en la primera blanqueada de postemporada de Tampa Bay en su historia.

En esta ocasión, el equipo local por fin ganó un juego de postemporada entre los Rangers y los Rays.

Texas perdía por 3-0 cuando el venezolano Elvis Andrus fue golpeado por un lanzamiento al abrir el cuarto episodio. Josh Hamilton después pegó un sencillo entre el paracorto y el segunda base, ambos posicionados en el lado derecho del cuadro interior contra el toletero. El sencillo de Michael Young a la izquierda llenó las bases.

Entonces los Rangers lograron su primera carrera de la serie cuando Shields golpeó al dominicano Adrián Beltré con una recta cerca de su rodilla, lo que forzó una carrera.

Cuando Shields lanzó tres bolas consecutivas a Napoli, los cánticos de "Nap-o-li, Nap-o-li" comenzaron y se hicieron más fuertes con cada golpe. Napoli abanicó dos lanzamientos, después bateó de foul tres consecutivos antes de pegar una línea a la izquierda que igualó la pizarra 3-3.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.