Jeter respalda a A-Rod y señala hay que seguir adelante

TAMPA, Florida (AP). Derek Jeter mantuvo un justo medio al opinar sobre el caso de Alex Rodríguez: No le gustó lo que hizo, pero es momento de seguir adelante.

"Estamos aquí para respaldarlo hasta que lo supere", dijo el capitán de los Yanquis ayer miércoles, al indicar que "no apruebo lo que hizo, nosotros no estamos de acuerdo con lo que hizo, y ni Alex se perdona por lo que hizo. Sin embargo, creo que a partir de ahora será nuestro trabajo ayudarle a sentirse lo más cómodo que se pueda en el campo y tratar de olvidar todo esto", agregó.

"Considero que esto envía el mensaje erróneo a los aficionados al béisbol, creo que manda el mensaje equivocado a los niños, al indicar que todos lo hacían cuando eso no es verdad", añadió.

Mientras las miradas se enfocaban en A-Rod, Jeter fustigó a las personas que siguieron viendo como iguales a todos los peloteros.

"Algo que realmente es irritante y que auténticamente me hace enojar mucho es ecuchar a toda la gente que dice 'Era la época de los esteroides. Todos los tomaban'. Bueno, pues quiero decierles que eso no es cierto. No todo el mundo lo hizo", agregó.

"Entiendo que hay muchas personas que tienen grandes nombres que han dado la cara y han dicho que presuentamente hicieron una u otra cosa, pero no todos lo hicieron", agregó.

El llamado de Jeter a que se reonozca a los peloteros que se mantuvieron limpios ocurrió después de la primera sesión de entrenamientos de los y anquis, con fotógrafos y camarógrafos siguiendo a Rodríguez durante dos horas por el complejo de entrenamiento que tiene el equipo neoyorquino en Tampa.

El piloto Joe girarsi indicó que el talento de A-Rod lo convierte de manera automática en el centor de atenció,.

"Sería tan difícil como decirle a Michael Jordan cuando entraba a una arena deportiva, que 'no fuera el centro de la attención'", dijo Girardi.

A-Rod fue el último de los cerca de 60 peloteros de los Yanquis en salir al campo al correr desde la esquina del jardín derecho.

Aproximadamente 1,600 adficionados que se reunieron bajo un cielo casi despejado en el Campo Steinbrenner le rindieron una oavación cuando vieron saltar al cammpo al número 13. Algunos les gritaron palabras de aliento y nadie lo abucheó o lo insultó.

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.