Jiménez de Rockies pasa apuros pero saborea por el triunfo

EU (AP). Ubaldo Jiménez resistió un tramo largo pese a un control deficiente que por momentos pareció acortarle la distancia.

Un ataque a palos estuvo a punto de sacarlo en la tercera entrada, pero el dominicano Jiménez se fajó y consiguió su 18vo triunfo que lo coloca como el líder del equipo, aunque su vacilante salida fue apoyada por los pujantes Rockies de Colorado que remontaron un déficit de cuatro carreras para vencer el lunes por 10-5 a los Rojos de Cincinnati en Denver.

"Estuvo a un tris", admitió el manager de Colorado, Jim Tracy.

Jiménez lo supo.

"Vi (a Samuel Deduno) en el bullpen y me dije, 'ah, caray, mejor me pongo las pilas'", recordó Jiménez.

Y lo hizo, aunque con apuros.

El quisqueyano ponchó a Drew Stubbs y siguió con las bases llenas en el tercer inning, algo que debió hacer dos veces hasta que le abrió paso a su bullpen para que sacara los últimos nueve outs.

"No pudo ubicar bien la pelota, pero ha habido muchos partidos en los que ha lanzado muy bien y no ha conseguido la victoria", comentó su compañero Todd Helton. "Así que merece uno de estos partidos. Ha tenido una temporada formidable. Tiene un gran repertorio y se ha esforzado mucho para ganar 18 encuentros. Y posiblemente pudo haber ganado muchos más".

Aunque encabeza la Liga Nacional en victorias, Jiménez (18-6) no había ganado desde el 4 de agosto. Cortó una racha personal de cuatro derrotas consecutivas a pesar de que no tuvo el dominio que acostumbre en su bola rápida y batalló durante un esfuerzo de 123 lanzamientos.

Permitió cuatro carreras y siete imparables; dio seis bases por bolas _su mayor cifra en la temporada_, una de ellas intencional, tuvo un lanzamiento descontrolado y golpeó a un bateador en seis entradas. Ponchó a ocho adversarios.

La ventaja de los Rojos en la División Central de la Liga Nacional se redujo a seis juegos sobre los Cardenales de San Luis, que derrotaron a los Cerveceros de Milwaukee.

Perdió Bill Bray (0-2) luego de recibir tres anotaciones y dos hit en una entrada y dos tercios; ponchó a dos bateadores y dio un pasaporte.

Por su parte, el receptor boricua Geovany Soto mostró entereza y poder, todo en un día.

Soto soportó un choque en el plato para impedir una carrera y luego pegó el jonrón del desempate en la novena entrada para propiciar el triunfo 5-4 de los Cachorros de Chicago sobre los Astros de Houston.

El puertorriqueño, que batea de .284 con 17 cuadrangulares, dijo que no estaba necesariamente pensando en un jonrón cuando llegó su turno.

"Sólo quería hacer un contacto sólido, quizá un extrabase", comentó Soto. "Enganché un muy buen lanzamiento y le pegué bien con el madero".

En el resto de la Nacional, los Cardenales ganaron 8-6 a los Cerveceros luego que el puertorriqueño Yader Molina selló con un grand slam un ataque de seis carreras en la octava, mientras los Marlins 7-1 a los Filis con pelota de un hit del dominicano Adalberto Méndez en seis entradas sin carrera y perdieron 7-4 en el cierre de una doble cartelera.

También, los Nacionales doblegaron 13-3 a los Mets de Nueva York con tres impulsadas del puertorriqueño Iván Rodríguez, los Gigantes se aproximaron a un juego del liderato de su división al derrotar 2-0 a los Diamondbacks y los Padres salieran de 10 derrotas consecutivas al vencer 4-2 a los Dodgers.

En Nueva York, en su segundo partido desde que salió de la lista de inhabilitados, Alex Rodríguez conectó un cuadrangular y remolcó dos carreras para llegar al registro de 100 carreras producidas por 13ra temporada consecutiva y 14ta en general.

De esta forma, el tercera base de los Yanquis superó a Babe Ruth, Lou Gehrig y Jimmie Foxx, que alcanzaron 100 remolcadas cada uno en 13 ocasiones.

"Obviamente tratas de salir y mantener el paso cada año", dijo Rodríguez. "Es agradable".

Pero no fue suficiente para que los Yanquis evitaran la derrota.

Brian Matusz, Brian Roberts y Buck Showalter acabaron con una frustrante racha para los Orioles de Baltimore en el Yankee Stadium.

Matusz ganó su cuarta apertura al hilo y Roberts remolcó un par de carreras con sencillos contra A.J. Burnett, incluido un imparable en la séptima entrada que impulsó a Baltimore a la victoria por 4-3. Los Orioles, sotaneros de la Liga Americana, se apuntaron su primer triunfo en siete partidos en el Yankee Stadium este año.

Nueva York continúa con la mejor foja de las Grandes Ligas con 86-52, y comenzó el día con una ventaja de dos juegos y medio ante Tampa Bay en la División Este de la Liga Americana y se mantiene como líder luego de jugar el Día del Trabajo por 41ra ocasión, de acuerdo con STATS LLC.

En otros resultados de la Americana, los Medias Blancas vencieron 5-4 a los Tigres, los Azulejos 7-2 a los Rangers con cuadrangular del cubano Yunel Escobar, los Mellizos 5-4 a los Reales, los Atléticos 6-2 a los Marineros, los Medias Rojas 12-5 a los Rays y los Indios 3-2 a los Angelinos.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.