Lee y Utley fulminan a los Yanquis en el 1er juego

NUEVA YORK (AP). Con dos jonrones solitarios de Chase Utley y un hermético Cliff Lee en el montículo, los Filis de Filadelfia dieron la noche del miércoles el primer zarpazo en su empeño por repetir como campeones de la Serie Mundial.

Pacientes en el plato, los bateadores de los Filis hicieron sudar al as de los Yanquis CC Sabathia para llevarse una victoria 6-1 que puso a Filadelfia en ventaja en el Clásico de Otoño.

Utley trituró un par de rectas de 95 millas por hora de Sabathia en el tercero y sexto innings para dar todo el respaldo que necesitó Lee, quien prolongó su alucinante mes de octubre. El zurdo de los Filis ganó su tercer partido de la postemporada tras cubrir la ruta completa con pelota de seis hits y una carrera sucia, recetando 10 ponches y cero boletos.

La ofensiva de los Yanquis fue incapaz de descifrar el repertorio de rectas, curvas y cambios de velocidad de Lee. Su inning cumbre fue el cuarto al ponchar en fila a los bateadores 3-4-5 en el orden ofensivo de Nueva York, Mark Teixeira, Alex Rodríguez y Jorge Posada. Rodríguez fue ponchado tres veces por Lee.

Ningún bateador zurdo le había conectado jonrón a Sabathia esta temporada en el Yankee Stadium, pero Utley se la desapareció dos veces en una noche de lluvia.

Después del séptimo inning, Sabathia salió tras permitir dos carreras y cuatro hits, y los Filis se dieron banquete con el bullpen de los Yanquis.

Añadieron dos más en el octavo gracias a un sencillo de Raúl Ibáñez con las bases llenas. También fabricaron dos en el noveno mediante un sencillo de Shane Victorino y un doble de Ryan Howard.

Decididos a convertirse en el primer equipo de la Liga Nacional que revalida el cetro desde que la Gran Maquinaria Roja de Cincinnati lo consiguió en 1975-76, estos Filis __cuyo uniforme también es rojo__ empiezan a dar señales de estar a la par de aquel legendario equipo conformado por Pete Rose, Joe Morgan, Johnny Bench y compañía.

Los últimos seis equipos que ganaron el primer juego y 10 de los últimos 11 terminaron alzándose con el título.

El segundo juego será el jueves, con el dominicano Pedro Martínez abriendo por los Filis contra A.J. Burnett.

Con dos outs en el tercer acto, y en el noveno pitcheo del turno, Utley depositó la pelota en la segunda hilera de la grada del bosque derecho.

Sabathia retiró a los siguientes ocho bateadores hasta que Utley pegó su segundo jonrón de la noche en cuenta de 0-2 y rumbo a la misma dirección por el derecho.

El as de los Yanquis tuvo problemas con su control al encontrarse con los obstinados bateadores de los Filis, que pacientemente buscando turnos largos, al extremo que tuvo que emplear 58 pitcheos para sortear los tres primeros innings. Sabathia se despidió con tres pasaportes, luego que había concedido la misma cantidad en sus tres aperturas previas en la postemporada.

Lee, en cambio, fue rápido y económico en la distribución de sus lanzamientos, sin intimidarse por su debut en una Serie Mundial.

"Para ser franco, nunca he estado nervioso en las Grandes Ligas", dijo Lee, quien ahora tiene efectivida de 0.54 de efectividad esta postemporada. "Esto lo que he querido hacer todo mi vida".

Nueva York le estropeó la blanqueada en el noveno cuando Derek Jeter y Johnny Damon abrieron con sencillos. Un jugada de escogencia de Teixeira remolcó a Jeter, pero Lee bajó la cortina con ponches a Rodríguez y Posada.

Su joya constituyó el primer juego completo en una Serie Mundial desde que Josh Beckett de Florida cubrió la ruta entera en el partido que le dio el título a su equipo en 2003.

"Atacó la zona de strike y nos tuvo fuera de balance mezclando todos sus lanzamientos", indicó Posada. "Fue algo tremendo. Comenzar así es incómodo, pero hay que dejarlo atrás y volver mañana para cambiar la historia".

Fue la segunda vez en la historia que dos ex ganadores del Cy Young abrieron el primer juego, luego que en 1995 Greg Maddux lo hizo por Atlanta contra Orel Hershiser de Cleveland.

Los dos zurdos, ex compañeros en Cleveland, fueron los abridores del partido inaugural del estadio el pasado abril. Lee se acreditó la victoria 10-2 cuando formaba parte de los Indios.

El arranque de la serie fue el más tardío en la historia, una semana atrás del primer partido del clásico del 2001. La programación de ese año se atrasó por los atentados terroristas del 11 de septiembre.

Este fue el primer juego de Serie Mundial en el nuevo Yankee Stadium, que costó 1,500 millones de dólares. A la espera de ser demolido y cubierto por una malla negra, el viejo parque sigue en pie al cruzar la calle 161.

George Steinbrenner, el dueño de 79 años de los Yanquis, presenció el juego desde su palco. Disminuido por problemas de salud, el propietario no había estado en el estadio desde el partido inaugural en casa.

El ceremonial primer lanzamiento corrió a cargo de un veterano de guerra, que perdió el brazo izquierdo en el conflicto en Irak. Estuvo acompañado por la primera dama Michelle Obama, Jill, Biden, la esposa del vicepresidente, y el legendario Yogi Berra.

Por los Filis, el panameño Carlos Ruiz de 4-1. El dominicano Pedro Feliz de 4-0.

Por los Yanquis, el puertorriqueño Jorge Posada de 4-1. Los dominicanos Robinson Canó y Melky Cabrera de 3-0.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.