Manny Ramírez debería mostrar la receta

CHICAGO (AP). No es algo que revertirá lo que ha ocurrido, pero es muy fácil averiguar si Manny Ramírez está diciendo la verdad.

En vez de cuentos sobre médicos sin conocimiento, suplementos contaminados, preparadores físicos que se extralimitaban en sus deberes y primos muy complacientes, las excusas esgrimidas por los anteriores jugadores sorprendidos.

Lo único que Manny Ramírez debe hacer es mostrar la receta.

Ramírez, en el comunicado divulgado por el sindicato de peloteros, insistió que la sustancia que provocó su suspensión de 50 juegos fueron una "medicina, no un esteroide".

Una sustancia que, según el astro dominicano, el médico "pensó que estaba bien darme".

OK.

Pero al igual que el relato de Alex Rodríguez sobre un primo que le persuadió para que consumiese sustancias para mejorar el rendimiento, es algo que no cuadra del todo. La explicación suscita más interrogantes que respuestas. Esto ya suena como el tipo de situación en el que el encubrimiento hace más daño que el crimen.

Ramírez no dijo cuál fue el medicamento, pero una fuente informó a la AP que se trató de HCG, una droga que se receta a mujeres para tratamientos de fertilidad. También, ocasionalmente, se prescribe para hombres, ya que estimula la producción de testosterona.

A menos que Ramírez planeaba tener familia, cuesta entender el por qué un pelotero de 37 años que está descosiendo la pelota quisiera usar HCG. Y por qué hacerlo con un doctor que radica en el otro extremo del país para obtenerla.

Pero es fácil entenderlo si es por cuestiones de doparse.

HCG se usa cuando uno completa el ciclo de consumir esteroides anábolicos, que causa una reducción de los niveles de testosterona del organismo. HCG ayuda a que esa transición sea más fácil, lo cual explica el motivo que el método aparece tantas veces descrito en el testimonio recabado durante la investigación del caso BALCO.

Claro, cada pelotero tiene una explicación por la presencia de una sustancia en su organismo o su gabinete de medicinas.

Dos de los mejores en la historia, Barry Bonds y Roger Clemens, han negado el consumo de drogas. Pero Bonds fue sindicado por mentirle a un jurado investigador y el caso de Clemens se encuentra actualmente en esa fase. Mark McGwire aún no habla sobre el pasado. Alex Rodríguez necesitó de varios intentos antes de decir un poco de verdad. José Canseco dijo muchas cosas ciertas, pero nunca supo cuando era mejor callarse.

Entre todos han tejido una trama de mentiras que ha manchado toda una era.

Y ahora es Manny.

La explicación de Ramírez tal vez no sea la más absurda, pero es una de las más decepcionantes. Su físico ya era tremendo cuando debutó en las mayores, siempre pasado de peso. Mientras A-Rod tenía un físico musculoso, Manny lucía como alguien de quien se podía creer. Pero ya no.

Además, la explicación no cuaja. A diferencia de Bonds, Clemens, McGwire, A-Rod, Canseco y otro más, el reglamento ha sido claro desde 2004. Esa fue el año en el que las Grandes Ligas comenzaron a imponer sanciones. HCG fue incluida el año pasado en la lista de sustancias prohibidas.

Si aún no cree que Ramírez sabía exactamente lo que ingería, pues los Dodgers tienen muchos boletos disponibles en el sector "Mannywood" en su estadio a partir de la noche del jueves.

Olvídese del asombro de la noticia. Todos se olvidarán dentro de poco. A-Rod vuelve el viernes con los Yanquis, Manny lo hará dentro de 50 partidos y el destino de ambos dependerá de su producción para ganar juegos en vez de drogas.

Y no hay que olvidar que todavía existe una lista con los nombres de 100 peloteros que usaron drogas.

Resultados, calendario, noticias y más. ¡AQUÍ!


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.