Martínez sonríe al integrarse a los Tigres de Detroit

DETROIT (AP). En momentos en que el venezolano Víctor Martínez se prepara para pasar más tiempo como bateador designado, puede reflexionar en el consejo que alguna vez recibió de su ex compañero de equipo Travis Hafner, quien fue uno de los mejores en esa posición especializada.

"Me dijo que tienes que hacer mucho. Muchas personas consideran que es fácil ser bateador designado. En realidad es difícil", dijo Martínez. "Uno debe mantenerse caliente, uno debe ir a la sala de pesas, subir a la bicicleta fija y otras cosas, estirarse. Uno no puede sentarse ahí por media hora o una hora, hasta que vuelve uno a tener un torno al bate y salir a batear. No es así.", agregó.

Con una amplia sonrisa en su rostro y con emoción en la voz, Martínez estuvo el sábado por primera vez en el Comerica Park para el TigreFest, el evento anual de invierno para los aficionados de los Tigres.

Detroit contrató a Martínez en este receso de la campaña y el equipo tiene la esperanza que el bateador ambidiestro venezolano forme parte de un grupo de poderosos bateadores en la parte medular del orden al bate de los Tigres, en el que también están los venezolanos Miguel Cabrera y Magglio Ordóñez.

Martínez había sido receptor durante casi toda su carrera pero el gerente general del equipo Dave Dombrowski afirmó que será el bateador designado principal del equipo. Se espera que ocasionalmente también ocupe el puesto de receptor, pero Martínez podría necesitar algunos ajustes después de haber jugado 106 partidos como receptor la temporada pasada con los Medias Rojas de Boston.

"Vine para ganar. Si me necesitan como bateador designado, entonces seré bateador designado. Si me necesitan detrás del plato, entonces me colocaré detrás del plato", agregó.

Martínez bateó para promedio de .302 con 20 jonrones y 79 carreras impulsadas en 127 partidos para Boston el año pasado.

Si repite la misma producción, entonces será un gran impulso para Detroit, que busca competir por el título de la División Central de la Liga Americana después de terminar la campaña del 2010 con foja de 81-81.

Martínez conoce bien a Detroit después de haber jugado para un rival de división, los Indios de Cleveland, del 2002 al 2009. Bateó 25 jonrones para los Indios en el 2007, cuando se quedó a una victoria de llegar a la Serie Mundial teniéndolo a él como receptor y a Hafner como designado.

"He estado en esta división durante gran parte de mi carrera y siempre me gustó la manera como los Tigres ven a su organización y a su equipo. Esta organización simplemente quiere ser mejor", agregó.

Se espera que Alex Avila sea el receptor principal de los Tigres. Apenas bateó para promedio de .228 el año pasado, pero será ocho años más joven que Martínez para cuando comience la temporada y eso le dará todas las oportunidades que necesita para mejorar como bateador.

Avila dijo que espera trabajar con Martínez.

"Va a ser como un buen matrimonio entre nosotros, en cuanto a nuestro trabajo como receptores y ambos trabajando con el cuerpo de lanzadores y obviamente produciendo a la ofensiva para ayudar a que el equipo gane. Deberá ser una buena sociedad", dijo Avila.

Martínez, quien también puede jugar en la primera base, jugó más partidos como receptor el año pasado que los que tuvo durante todo el 2007 y eso no pareció haber afectado su bateo. Sin embargo, lso Tigres lo agregaron a su nomina por su bate y no por su guante y probablemente a ellos no les molestará reducirle la enorme carga de trabajo como receptor si eso le permite mantenerse saludable y efectivo a la ofensiva.

Quizás lo único que podría preocuparle a los Tigres es que Martínez batea para promedio de .225 de por vida en el Comerica Park, donde tiene apenas cuatro jonrones en 169 turnos al bate.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.