Nacional busca frenar a la Americana con su pitcheo

ANAHEIM, California (AP). Un viejo lema del béisbol dice que el buen pitcheo detiene el buen bateo. Eso, precisamente, es lo que espera la Liga Nacional en el Juego de Estrellas.

Contando con los principales brazos de las Grandes Ligas, el viejo circuito tiene la encomienda de romper una racha de 14 campañas consecutivas sin lograr un triunfo en el Clásico de Mitad de Temporada, cuyo ganador tendrá la ventaja de jugar más partidos de local en la Serie Mundial.

Por eso, los mánagers Joe Girardi, de la Americana, y Charlie Manuel, de la Nacional tratarán de inclinar la balanza a su favor, usando todas las herramientas disponibles. La Liga Nacional no gana un partido de Estrellas desde 1996, cuando el clásico de mitad de temporada fue celebrado en el Veterans Stadium, de la ciudad de Filadelfia.

Este año los lanzadores se han impuesto sobre los bateadores de una manera poco usual, incluyendo dos juegos perfectos de Roy Halladay y Dallas Braden y uno "imperfecto" de Armando Galarraga, así como un no-hitter para el dominicano Ubaldo Jiménez, de los Rockies de Colorado, quien abrirá por la Nacional. El pelotón de la Nacional incluye además a Josh Johnson, Halladay, Tim Lincecum, Adam Wainwright, Tim Hudson y Chris Carpenter, cuyas actuaciones en la campaña del 2010 han puesto a muchos a pensar en una nueva era de pitcheo dominante en las Grandes Ligas.

Jiménez ha ganado 15 partidos con una sola derrota y su efectividad es de 2.20 luego de permitir 17 carreras combinadas en tres de sus últimas cuatro aperturas. Aunque el nativo de Nagua, República Dominicana, sufrió un traspié en las últimas semanas, el pitcheo ha sido la cara de las mayores en el 2010.

Johnson (9-3, 1.70) y Halladay (10-7, 2.19 y siete juegos completos) le disputan el reconocimiento de mejor lanzador de la Liga Nacional, pero para este Juego de Estrellas, por lo menos, están juntos y detrás de la misma meta que es romper la hegemonía de la Liga Americana.

Girardi también tiene bastante para elegir en pitcheo. Designó como abridor a David Price, de Tampa Bay (12-4, 2.42), y cuenta con luminarias como CC Sabathia, Cliff Lee, Jon Lester y David Price, además de relevistas de la talla de José Valverde, Rafael Soriano y Neftalí Féliz. La representación latina está bien definida, con el dominicano Jiménez liderando una cifra tope de 14 dominicanos participando en el Juego de Estrellas, que incluye a Albert Pujols, Hanley Ramírez, Rafael Furcal, Robinson Canó, Vladimir Guerrero, David Ortiz, Adrián Beltré, Alex Rodríguez, José Bautista, Fausto Carmona, Neftalí Féliz, José Valverde y Rafael Soriano.

Venezuela colocó a Víctor Martínez (lesionado), Miguel Cabrera, Martín Prado, Omar Infante y Elvis Andrus; México cuenta con Adrián González, Joakim Soria y el lesionado Yovani Gallardo, mientras que Panamá no podrá ver a Mariano Rivera, que se salió del evento por una lesión. Puerto Rico envía por segundo año seguido a Yadier Molina.

Como de costumbre las Grandes Ligas apuestan por que figuras como Pujols y el receptor de los Mellizos de Minnesota, Joe Mauer, quienes fueron los más votados por la elección popular, presenten credenciales de respeto para un clásico que año tras año ha ido perdiendo el favoritismo de la fanaticada.

De lo que se salvaron las mayores fue de celebrar un Juego de Estrellas sin sus líderes jonroneros, pues José Bautista, de los Azulejos de Toronto fue escogido por los jugadores, mientras que Joey Votto, el líder de la Nacional quedó como la "última elección".

Pero al final de cuentas, si eso hubiera sucedido no se hubiese perdido la esencia del Juego de Estrellas del 2010, pues todo apunta a que este será un clásico de pitcheo.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.