2011: ¿Podrán los Angelinos recuperar su trono?

EU (AP). Carl Crawford, Adrián Beltré, Jayson Werth y Rafael Soriano. ¿Qué tienen en común estos jugadores que fueron agentes libres? Todos aparecían en la lista de deseos de los Angelinos de Los Angeles y ninguno firmó con el equipo californiano.

Fue un receso de desaires para los Angelinos, que en 2010 quedaron fuera de los playoffs por apenas tercera vez en nueve años al completar su primera temporada con saldo negativo (80-82) desde 2003.

Los Angelinos tienen un dueño que no titubea a la hora de gastar _Arte Moreno_ pero no fue hasta enero que pudieron hacer algo significativo, así que la afición comenzó a alarmarse.

Y la crítica no fue favorable cuando lograron concretar la adquisición del jardinero Vernon Wells en un canje con los Azulejos de Toronto en el cual cedieron al guardabosque venezolano Juan Rivera y al receptor Mike Napoli.

El contrato que Wells firmó con Toronto ha sido uno de los más cuestionados en tiempos recientes por una producción que nunca ha estado en sintonía con el compromiso de 126 millones de dólares por siete años.

Los Angeles quedó como responsable de los cuatro años y 86 millones pendientes en el contrato de Wells, cuyo desempeño declinó en 2009 pero repuntó el año pasado al sacudir 31 jonrones y producir 88 impulsadas.

Tal vez la recuperación plena de un jugador que ya tenían en sus filas _y que se perdió casi todo el año pasado_ pueda ser la más importante adición.

Se trata del primera base Kendry Morales. El cubano acababa de disparar su décimo primer jonrón de la campaña, un batazo con las bases llenas para definir un juego el pasado mayo, cuando se fracturó la pierna izquierda en una celebración en el plato.

Pese a la decepción de 2010 y lo discreto que fue el invierno, el manager Mike Scioscia afirmó que cuenta con el equipo más talentoso de sus 12 años al mando.

Palabras fuertes si se considera que sus Angelinos habían ganado tres títulos de división seguidos y cinco de seis antes del retroceso del año previo.

"Ahora tenemos un mejor equipo que en cualquier momento del año pasado", declaró Scioscia.

Pero también depende de ciertos factores y el principal es un Morales al ciento por ciento.

"Es crítico poder contar con Kendry Morales en el medio del orden ofensivo", indicó el piloto.

Donde los Angelinos son fuertes es que pueden presumir de la mejor rotación abridora en el Oeste de la Liga Americana.

Jered Weaver y Dan Haren son las dos cartas principales, junto con el dominicano Ervin Santana y el puertorriqueño Joel Piñeiro. El zurdo Scott Kazmir podría ser señalado como el punto débil.

Weaver (13-12, 3.01) fue el líder de ponches en las mayores con 233 y se constituyó como un legítimo as, pero fue víctima frecuente de una defensa floja. Los Angelinos quedaron 24 entre 30 equipos en cuanto a porcentaje de fildeo.

Tras llegar en un canje en la fecha límite, Haren cerró con marca de 4-0 y 1.70 en sus últimas ocho salidas. Santana lideró al club con sus 17 victorias, mientras que el sinker de Piñeiro (10-7, 3.84) no perdió efectividad al cambiar de liga.

Los Angelinos pudieron reforzar su bullpen, que era un rubro prioritario. La llegada de los zurdos Scott Downs y Hisnori Takahashi, junto con Kevin Jepsen, debe darles más variedad.

El dominicano Fernando Rodney sigue como el cerrador, pero bajo la lupa tras malograr siete de 21 oportunidades de rescates. Si arranca mal, Downs, Jepsen y el novato Jordan Walden podrían suplantarle.

La importancia de tener a Morales sano es poder emplearlo en la inicial y no dejarlo como bateador designado al inicio de la campaña.

Esto podría alterar los planes de Scioscia, que prefiere a Bobby Abreu como designado, con Wells en el jardín izquierdo, a Torii Hunter en el derecho y a Peter Bourjos en el central.

Es llamativo que Hunter y Wells, quienes entre los dos acumulan nueves Guante de Oro por patrullar el central, ahora estarán en las esquinas.

Scioscia ha indicado que el orden ofensivo se vislumbra con el intermedista Maicer Izturis (.321 de embasado) y Abreu (.352 de embasado, 20 jonrones y 78 remolcadas), ambos venezolanos.

La parte medular tendrá a Morales, Wells y Hunter.

La pieza flexible sería el torpedero dominicano Erick Aybar, aunque Scioscia prefiere usarle como noveno al bate. El promedio de Aybar mermó de .312 a .253, mientras que su embasado decayó de .356 a .306.

El veloz Bourjos tiene el talento para ser un excelente primero al bate, pero deberá mejorar el promedio de .204 en 181 turnos que registró al debutar el año pasado.

La receptoría estará en manos de Jeff Mathis, quien llegó a tener un promedio de .324 al 19 de abril. Pero se lesionó una costilla al tratar de bloquear un lanzamiento, se perdió nueve semanas y acabó con un .195.

Scioscia puede decir que su equipo está más fuerte a los de años anteriores, pero la impresión es que los Angelinos han sido desplazados por los Rangers de Texas como mandamases de la división.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida