Preparan juego del Salón de la Fama para el 2009

COOPERSTOWN, Nueva York(AP). Leyendas y veteranos del béisbol jugarán una nueva edición del Clásico del Salón de la Fama, un proyecto considerado insuficiente por un grupo que está descontento por la eliminación del encuentro anual de exhibición entre equipos de las Grandes Ligas.

La primera edición del Clásico del Salón de la Fama se realizará el 21 de junio, Día del Padre y primer día del verano boreal. Reemplazará el juego del Salón de la Fama, retirado esta campaña, después de 68 años, por problemas de calendario.

"Es un honor ser parte de esto", dijo Brooks Robinson, miembro del Salón de la Fama y presidente de la Asociación de Jugadores Egresados de las Grandes Ligas, que trabaja con el recinto de Cooperstown para organizar el nuevo Clásico.

"Hay mucho que podemos hacer para promover el béisbol. Este será un gran éxito aquí, en Cooperstown. Será muy divertido --autógrafos, entretenimiento familiar--. De eso se trata el béisbol", añadió.

El juego de junio próximo en el Doubleday Field contará con la participación de cuatro jugadores miembros del Salón de la Fama y más de 20 peloteros retirados de las Grandes Ligas, aunque la decisión sobre quién jugará no se anunciará sino en una fecha posterior, explicó Craig Muder, vocero del Salón de la Fama.

"Nos emociona mucho comenzar una nueva tradición en Cooperstown para familias de varias generaciones y de todas partes", confió Jeff Idelson, presidente del Salón de la Fama. "En vista de que Cooperstown es un lugar de nostalgia, fue fácil tomar la decisión de hacer aquí un juego de leyendas".

Idelson dijo que el juego será parte de una serie de actividades y programas durante todo el fin de semana, incluida una clínica en la que participarán ex jugadores de las mayores, un concurso de bateo y sesiones de firma de autógrafos.

A finales de enero, las Grandes Ligas anunciaron que el juego del Salón de la Fama no se realizaría más, por las dificultades para programarlo en el calendario.

Aunque la senadora Hillary Clinton y otros miembros del Congreso objetaron, el comisionado de las mayores Bud Selig defendió la decisión, al explicar que los clubes de las Grandes Ligas disputan 162 encuentros en 183 días, y que la adición de los duelos interligas e interdivisionales hacía muy difícil el encontrarle un hueco al encuentro en Cooperstown.

El último juego previsto, para el 16 de junio, entre los Cachorros de Chicago y los Padres de San Diego, se canceló por la lluvia.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida