Pujols sufre lesión, e inusitadamente no soporta el dolor

SAN LUIS (AP). Albert Pujols es en cierto modo un experto en soportar el dolor, pues ha lidiado con un desgarro en un ligamento del codo derecho desde el 2004. Ha jugado casi todos los días durante su carrera, haciendo caso omiso a las lesiones que habrían sacado de combate a otros.

Pero esta lesión es diferente.

Una contractura en la pantorrilla izquierda llevó a Pujols el miércoles a la lista de los lesionados, apenas por segunda vez en su carrera.

"Me pagan por jugar", dijo el viernes el astro de los Cardenales de San Luis. "Si siento que puedo correr y batear un poco, jugaré".

Antes de ingresar a la lista de los lesionados, Pujols se había perdido sólo 43 de 1,199 juegos posibles desde el 2001, cuando debutó en las Grandes Ligas. Sólo cinco jugadores aparecieron en más encuentros durante ese periodo.

El estilo de Pujols, por cierto, debería volverlo propenso a más lesiones.

"Es un hombre grande y musculoso y se embasa todo el tiempo", dijo el manager Tony La Russa. "Juega agresivo a la defensiva y corre por las bases, de modo que siente dolor".

Pujols cayó vencido por el dolor al dar dos pasos fuera de la caja de bateo, el martes en Cincinnati. Estaba seguro de que el músculo se le había despegado del hueso. Sintió dolor en toda la pierna y sólo pudo dormir una hora esa noche.

"Me dolía todo, hasta la corva", dijo. "Vi las imágenes y la inflamación. Era una locura".

El toletero se sintió algo aliviado el miércoles, cuando se le diagnosticó una contractura moderada después de que se le examinó en San Luis. Sin embargo, la noticia no alegró totalmente a un jugador que tenía otro gran año pese a estar rodeado de peloteros que tienen todavía que demostrar todo su talento en las Grandes Ligas.

El promedio de Pujols con hombres en las bases, de .475, era el segundo mejor en las Grandes Ligas. Además, el dominicano se ubicaba tercero en la Nacional, con un promedio de .347, y se codeaba con los líderes de la liga, con 60 remolcadas.

El desempeño brillante del primera base fue una de las razones principales por las que San Luis (40-28) comenzó el fin de semana empatado con Filadelfia con la segunda mejor foja de la Liga Nacional.

"Esto es decepcionante, hombre", dijo Pujols. "Tengo un buen año, el equipo tiene un buen año y estamos jugando muy bien. Pero, ¿qué puedo decir? Todo pasa por algo, me relajaré y trataré de hacer lo que sea necesario para volver pronto".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.