Regreso de joven Santana hace soñar a la "Tribu"

GOODYEAR, Arizona (AP). Dos meses después de subir al equipo de los Indios de Cleveland y aportar con su madero, el prospecto dorado Carlos Santana vio detenida abruptamente su campaña de 2010 al sufrir una seria lesión de ligamento en la rodilla izquierda en un partido contra los Medias Rojas de Boston.

"Fue una mala experiencia, uno de los momentos más difíciles de mi vida, pensar que nunca iba a jugar pelota, y desde que me hablaron de operación estaba un poquito desencantado", expresó a la AP el receptor dominicano al recordar esa lesión sufrida a inicios de agosto cuando chocó con un jugador que iba hacia el plato.

Pero a Santana le repararon el ligamento en un exitosa operación y para alegría del equipo dirigido por el manager Manny Acta, el muchacho de 24 años está entrenándose con todo el ánimo del mundo en el campamento primaveral, levantando grandes esperanzas en la "Tribu".

Los Indios, que sufrieron mucho esa lesión del joven dominicano, así como la de su estelar jardinero Grady Sizemore, esperan ávidos el regreso del novato receptor, principalmente por el potencial que tiene con el bate.

Cleveland quiere ver al quisqueyano toda la temporada en la alineación, aunque así tenga que colocarlo en la primera base.

"Carlos Santana es un pelotero muy excitante, un muchacho que salió de la cama bateando", expresó el ex receptor de Grandes Ligas y coach de primera de los Indios, el puertorriqueño Sandy Alomar, hijo. "Ha sido convertido en receptor en los últimos tres años".

Ambidiestro, Santana ya se perfilaba como el mejor prospecto de la organización al comenzar la pretemporada del 2010. Fue ascendido en junio y sus números llamaron la atención, con promedio de .260, seis jonrones, 22 producidas, porcentaje de embase de .401 y slugging de .467 en 46 partidos.

Se le colocó como tercero al bate, para su sorpresa, y los planes de Acta son de seguir colocándolo en la parte medular de la alineación en el 2011.

Pero Santana debe mejorar mucho su bateo ante los lanzadores zurdos, ya que sólo les conectó para .146, con un cuadrangular y cinco producidas en 30 salidas.

"Estamos trabajando para mejorar eso todos los días", dijo Santana, quien recibe también la ayuda de Alomar en ese renglón. "El me dice que son cosas que uno aprende con el tiempo. Le doy gracias a Dios porque ellos confían en mí".

En cuanto a su trabajo con el guante detrás del plato, Santana aún está en desarrollo.

Alomar explicó a la AP que "estamos trabajando con su mecánica de recibir. Queremos que se enfoque mucho en eso, después en el tiro y luego en el bloqueo".

"Está haciendo su trabajo muy bien hasta este momento y esperamos que cuando salgamos del campo, pues, él esté preparado para catchear en Grandes Ligas", agregó el puertorriqueño, quien fue el receptor de los Indios de 1990 al 2000.

Para Alomar, el joven receptor dominicano puede sacar una buena lección de su lesión en la rodilla y posterior operación.

"Definitivamente a veces uno crece como hombre, como pelotero, cuando uno se lesiona pronto en su carrera porque el enfoque tuyo va a ser recuperarte y regresar pronto", argumentó un ex jugador que pasó por esas malas vivencias en numerosas ocasiones. "Ves la fortaleza que tienes no sólo mentalmente, sino físicamente".Santana admite que en esta pretemporada se está concentrando en estar "ciento por ciento bien de la rodilla y en todos los aspectos de la salud".Asegura que sólo la siente "un poquito apretadita, pero eso es normal por el largo tiempo que estuve sin jugar béisbol (seis meses)".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.