Rodríguez elude preguntas sobre drogas

TAMPA, Florida (AP). Alex Rodríguez eludió las persistentes preguntas sobre el consumo de drogas, y se negó a abordar un reporte que identificaba al primo que, según el astro de los Yanquis, le inyectó una sustancia prohibida.

"No quiero hablar más de esto", dijo Rodríguez ayer jueves.

El toletero tampoco quiso hablar sobre el intento de las Grandes Ligas por interrogarlo sobre el uso de drogas.

"Prefiero no hablar de eso", dijo.

Rodríguez, tres veces nombrado el Jugador Más Valioso de la Liga Americana, se reunió con el dueño de los Yanquis, George Steinbrenner, y entrenó en el campo principal de pretemporada de Nueva York. Los espectadores aplaudieron y le hicieron comentarios de aliento. Las críticas de los aficionados fueron mínimas.

"Me alivia el ponerme otra vez el uniforme y el correr con mis compañeros", dijo Rodríguez. "No importa lo que ocurra en mi vida; el campo de béisbol es el lugar donde me siento más cómodo".

El martes, durante su conferencia de prensa, Rodríguez dijo que un primo le inyectó "boli", una droga obtenida en República Dominicana, que según el toletero fue la que llevó a un resultado positivo en los análisis de esteroides practicados durante una serie de pruebas anónimas aplicadas en las Grandes Ligas, en el 2003.

Rodríguez no identificó a su primo, pero ESPN.com señaló que se trataba de Yuri Sucart, de Miami.

Los archivos de propiedades muestran que Scart vive en Miami. En la casa que se menciona como su domicilio, un hombre y una mujer entraron justo después del mediodía, en un vehículo, y cerraron rápidamente la puerta.

El hombre bajó las persianas y no respondió a preguntas. Sólo advirtió: "Tenemos perros". Un pequeño cocker spaniel podía verse en la propiedad, donde ladraba.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida