Sanción priva a Bravos de 9 prospectos latinoamericanos

ATLANTA (AP) — El comisionado de las Grandes Ligas, Rob Manfred, impuso el martes severas sanciones a los Bravos de Atlanta, incluida la pérdida del venezolano Kevin Maitán y de otros ocho peloteros latinoamericanos, por infracciones que el club cometió en el mercado de jugadores internacionales.

Manfred impuso también una suspensión permanente a John Coppolella, ex gerente general de los Bravos. Gordon Blakeley, ex asistente especial del equipo y quien fungía como el principal cazatalentos internacional, no podrá prestar servicios a ningún club durante un año.

El comisionado explicó que la investigación realizada por las Grandes Ligas determinó que los Bravos eludieron las reglas de fichajes internacionales de 2015 a 2017, al transferir dinero reservado para bonificaciones de un pelotero a fin de hacer más jugoso el convenio de otro jugador.

Entre los nueve jugadores de cuyos servicios han quedado privados los Bravos destaca Maitán, pelotero de cuadro quien firmó por 4,25 millones de dólares en 2016. Fue la bonificación más alta otorgada en la historia a un prospecto venezolano.

Los Bravos perderán a otros dos venezolanos, el cátcher Abraham Gutiérrez y el torpedero Liván Soto. Quedaron desvinculados también los lanzadores dominicanos Juan Contreras y Yefri del Rosario, así como sus compatriotas, el campocorto Yenci Peña y el intermedista Yunior Severino.

La lista se completa con el jardinero cubano Juan Carlos Negret y el pitcher colombiano Guillermo Zúñiga.

Asimismo, los Bravos tienen prohibido fichar a cualquier pelotero internacional por más de 10.000 dólares durante el periodo 2019-20. Y su monto disponible para bonificaciones en el periodo 2020-21 se reducirá en 50%.

Coppolella fue obligado a renunciar después de la temporada anterior. El expresidente del club John Hart fue transferido a un puesto de asesor después de que Alex Anthopoulos fue contratado el 13 de noviembre como nuevo gerente general.

Hart se marchó del equipo el viernes.

“Los ejecutivos prominentes responsables por esta conducta indebida no son ya empleados de los Bravos”, destacó Manfred. Añadió que Atlanta “cooperó durante la investigación”.

Los Bravos habían preparado a sus seguidores para estas sanciones desde la conferencia de prensa en que se presentó a Anthopoulos. En esa ocasión, el presidente de la junta del club Terry McGuirk se disculpó con los fanáticos “de parte de toda la familia de los Bravos” por infringir las reglas.

Mediante un comunicado que emitieron el martes, los Bravos señalaron que “entienden y aceptan la decisión, sin importar las sanciones que se han impuesto”.

“Como lo expresamos la semana anterior, nuestra organización no ha cumplido con los estándares que nuestros fanáticos esperan de nosotros y que nosotros mismos esperamos. Por ello, nos disculpamos. Estamos instituyendo los cambios necesarios para evitar que esto ocurra de nuevo, y seguimos emocionados por el futuro del béisbol en los Bravos”, manifestó el equipo.

Manfred confió en que la directiva encabezada por McGuirk, Anthopoulos y el vicepresidente John Schuerholz “haya implementado e implemente más procedimientos a fin de garantizar que este tipo de conducta nunca se presente de nuevo, y que se permita al club salir de este periodo difícil como la franquicia sólida y respetada que siempre ha sido”.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida