Serie Mundial: Martínez no pudo salvar a los Filis

NUEVA YORK ( AP). Pedro Martínez enfrentó por sexta vez una situación en la que su equipo se jugaba el todo o nada en un partido de postemporada.

Sólo una vez en cinco había fallado, pero el miércoles el sagaz pitcher de 38 años no pudo mantener a sus Filis de Filadelfia con vida en la Serie Mundial.

El dominicano venía de una apertura excelente en la derrota 3-1 ante los Yanquis de Nueva York en el segundo juego.

No tuvo la misma magia de la semana pasada, su recta apenas si rozó las 90 millas de horas y no duró más allá del cuarto inning.

Los Yanquis le anotaron cuatro carreras, todas producidas por Hideki Matsui. El japonés aprovechó que la recta de Martínez se quedó arriba y en el segundo inning le conectó un jonrón productor de dos anotaciones y luego en el tercero le ligó un sencillo para otras dos que dejaron la pizarra 4-1 en contra.

Filadelfia no pudo remontar y acabó perdiendo 7-3.

Martínez buscó la salida del estadio de los Yanquis con premura. En su casillero había quedado un ramo de flores con un par de globos con la frase " Thank You" (Gracias).

" Se acabó, me dio y eso es todo", dijo Martínez.

También trató de justificar su mala apertura a que sintió una molestia en el pecho, diciendo que no podía respirar del todo bien.

" Pero esa no fue una excusa, me dieron", señaló.

Al manager de los Filis, Charlie Manuel, le preguntaron si había cometido un error en no haber sacado a Martínez cuando enfrentó a Matsui con las bases llenas y dos outs en el tercer inning. Después de todo, era claro que el nipón le tenía la medida tomada, nueve hits en 19 turnos contra el tres veces ganador del Cy Young. También tenía al relevista J.A. Happ calentando en el bullpen.

" Pedro sabe lanzar. Tiene experiencia. Tenía que dejarlo para enfrentarlo. No era el momento para sacarlo", consideró Manuel.

Martínez retiró 1-2-3 el cuarto inning, pero no regresó para el quinto. Así no tuvo que retirarse del montículo bajo abucheos en el Yankee Stadium.

Si bien no habló de retiro, no fue muy claro sobre sus planes para la próxima temporada.

Pero sí se expresó orgulloso de su desempeño en 2009, en el que pasó la primera mitad del año en su casa en la República Dominicana.

Seducido por una oferta de 2 millones de dólares, más incentivos, Martínez firmó contrato con los Filis después del Juego de Estrellas y terminó con un registro de 5-1 y 3.63 de efectividad en nueve salidas en la recta final de la campaña.

Mientras caminaba por un túnel en el Yankee Stadium, Martínez destacó el mero hecho de haber podido volver a lanzar tras verse mermado por las lesiones en los últimos tres años: " Perder no es fácil, pero si pido más a Dios sería un ambicioso".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.