Serie Mundial: Napoli deja a Texas a una victoria del título

ARLINGTON, Texas (AP). Otro batazo clave de Mike Napoli y un enredo de las comunicaciones con el bullpen dejaron a los Rangers a una victoria de conquistar su primer campeonato de la Serie Mundial.

Con las bases llenas en el octavo y el juego empatado, el receptor de los Rangers conectó un doble productor de dos carreras para que los Rangers de Texas viniesen de atrás y vencer el lunes por 4-2 a los Cardenales de San Luis en el Clásico de Otoño.

Los Rangers ahora lideran 3-2 el cruce al mejor de siete partidos y podrán adjudicarse el título el miércoles, cuando la serie se traslade a San Luis. El mexicano Jaime García será el abridor de los Cardenales contra Colby Lewis.

"Todavía no hemos acabado, tenemos que ganar un juego más", declaró el tercera base de los Rangers Adrián Beltré, cuyo jonrón en el sexto inning empató el juego. "Todavía no podemos cantar victoria".

Neftalí Féliz se anotó el rescate, incluyendo una secuencia en la que ponchó a Albert Pujols como parte de un doble play cuando Allen Craig fue sorprendido intentando robarse la intermedia.

Napoli dio el palo decisivo contra Marc Rzepczynski, luego que el relevista de los Cardenales no pudo fildear un machucón hacia el montículo y con ello desperdició una inmejorable oportunidad para el doble play.

Después del partido trascendió que Rzepczynski no era el pitcher que tenía que enfrentar a Napoli.

¿Qué pasó?

El manager de los Cardenales Tony La Russa explicó que había llamado al bullpen previo en la entrada para pedir que Rzepczynski y Jason Motte estuviesen listos.

Pero el coach del bullpen Derek Lilliquist sólo escuchpo el nombre de Rzepczynski. La Russa volvió a llamar para preguntar por Motte y, según Lilliquist, escuchó "Lynn". Ese sería el relevista Lance Lynn.

"Son cosas que pasan. Hacía mucho ruido. A veces, uno llama y hay que esperar que la gente (baje el ruido)", dijo La Russa, enfatizando que se sintió más frustado cuando Rzepczynski no pudo fildear la pelota y por las numerosas oportunidades que su equipo desaprovechó para anotar carreras.

Y la verdad es que San Luis pagó caro el haber dejado 12 hombres en bases, incluyendo la casa llena en el quinto y séptimo.

Esto deja a los Rangers a un paso de su primera corona en su medio siglo de existencia como franquicia. Pero el pronóstico del tiempo para el miércoles no es alentador: se estima un 80% de posibilidades de lluvia en el Busch Stadium.

Texas logró venir de atrás tras verse en desventaja 2-0 desde el segundo inning ante el as de los Cardenales Chris Carpenter. Jonrones solitarios de Moreland y Adrián Beltré emparejaron el choque.

Ambos jonrones fueron excepcionales. El de Moreland en el tercero voló 424 pies y cayó en el segundo nivel de las tribunas del jardín derecho. Beltré desapareció una curva de Carpenter en el sexto, terminando de rodilla al completar el swing.

Octavo en el orden ofensivo, Napoli ha sido la figura descollante en el ataque de los Rangers, además que con su brazo sacó dos veces a Craig en intento de robo y con el temido Pujols al bate.

Texas congestionó las bases mediante un doble de Michael Young, un boleto intencional a Nelson Cruz y el machucón de David Murphy ante los relevistas Octavio Dotel y Rzepczynski.

Con los aficionados coreando su apellido, Napoli prendió un slider y su doble al jardín central estableció la cuenta definitiva.

"Sólo trataba de elevar a los jardines, como buscando un elevado de sacrificio, traer una carrera", dijo Napoli. "Vine con la idea de hacer un swing corto y me pasaron un pitcheo por todo el medio del plato y lo mandé en el canal".

La noche previa, Napoli había pegado un jonrón de tres carreras que enfiló a Texas a la victoria 4-0 con la que igualaron la serie.

Darren Oliver se llevó la victoria en relevo del abridor C.J. Wilson, mientras que el dominicano Dotel cargó con la derrota.

La victoria estuvo cargada de dramatismo en el noveno, ya que Pujols fue a batear con Craig en circulación. Pero Féliz sacó por la vía del ponche a su compatriota dominicano, que había recibido tres boletos intencionales en el transcurso del juego.

Más llamativa resultó la jugada que mató a dos pájaros con la misma escopeta, mediante el tiro perfecto de Napoli para poner fuera a Craig. Fue la segunda vez que al jardinero de los Cardenales lo sacaron en la intermedia en intento de robo y con Pujols al bate.

"Pujols es un excelente bateador de contacto", dijo Napoli. "Mandaron a correr coon 3-2. Solté la pelota inmediatamente después que la atrapé y la puse en la almohadilla".

El último out también fue sufrido, luego de que Féliz concedió un boleto a Matt Holliday. Finalmente logró su segundo rescate de la serie con un ponche a Lance Berkman, aunque la pelota se le escurrió a Napoli y éste tuvo que tirar a la inicial. Fue el segundo rescate de Féliz en la serie y el sexto en la postemporada.

Los Cardenales se habían adelantado con dos carreras en el segundo al capitalizar dos bases por bolas y un wild pitch ante Wilson. Yadier Molina remolcó la primera con un sencillo por el izquierdo, pelota que el guardabosque Murphy no fildeó limpiamente y le marcaron un error. Después, Skip Schumaker impulsó la segunda anotación con un roletazo que Moreland tampoco supo dominar, con lo que desperdició la posibilidad de ejecutar un doble play.

Texas la sacó barata, ya que Murphy se zambulló para robarle un hit a Nick Punto que hubiese traído otra carrera y poner fin al inning.

Wilson se vio nuevamente en problemas en el tercero al resbalarse en el montículo cuando trataba de fildear un toque de Rafael Furcal al comenzar el episodio, y su tiro inverso fue inalcanzable para Moreland. Le dieron el boleto intencional a Pujols, y con hombres en las esquinas, Wilson obligó a que Holliday bateara para una doble matanza comenzada por el antesalista Beltré.

Lo visto no fue nada sorpresivo: Wilson fue el pitcher que propició la mayor cantidad de dobles matanzas en la campaña regular y San Luis fijó el récord de la Liga Nacional con 169.

El ganador del quinto juego se ha coronado campeón en 27 de las 41 ocasiones previas que estuvieron empatados 2-2. Sin embargo, y muy llamativamente, en sólo tres de los últimos nueve logró consagrarse.

Texas necesitaba ganar debido a que los antecedentes para los visitantes no eran favorables. Sólo seis equipos abajo 3-2 barrieron los dos últimos juegos fuera de su casa, con los Piratas de Pittsburgh de 1979 como los últimos.

Ambos abridores se fueron sin decisión.

Carpenter toleró dos carreras y seis hits en siete innings, con cuatro ponches y dos boletos.

Wilson evitó convertirse en el primer lanzador que pierde cuatro juegos en una misma temporada. Se fue con cinco innings y un tercio. Permitió cuatro hits y dos carreras _una limpia_ con cinco boletos y tres ponches. Apenas 57 de sus 108 pitcheos fueron de strike. Sus 19 boletos en una misma postemporada igualaron el récord fijado por Jaret Wright en 1997.

Por los Rangers, el venezolano Elvis Andrus de 5-1. Los dominicanos Adrián Beltré de 4-1 con una anotada y una empujada, y Nelson Cruz de 3-1 con una anotada.

Por los Cardenales, los dominicanos Rafael Furcal de 4-1 y Albert Pujols de 2-0. El puertorriqueño Yadier Molina de 4-3 con una remolcada.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.