Torre vuelve al Yankee Stadium

NUEVA YORK ( AP). Joe Torre entró el lunes al nuevo Yankee Stadium por primera vez, dejó su autógrafo en un muro de la casa club, al lado de las rúbricas de otras leyendas de Nueva York, y puso fin a su discordia con Brian Cashman mediante un abrazo.

Después de muerto, George Steinbrenner los volvió a unir a los dos.

Torre no visitaba la casa de los Yanquis desde su amargo adiós como manager, después de la temporada del 2007, la penúltima del club en el viejo Yankee Stadium. Después de 12 temporadas y cuatro títulos de la Serie Mundial, los Yanquis dejaron que se marchara, al ofrecerle sólo un contrato por un año.

" Sí, me sentí lastimado", dijo Torre el lunes en una conferencia de prensa antes de la develación de un monumento a Steinbrenner. "Y si tratamos ahora de razonar sobre aquello, creo que ninguna de las dos partes sabía cómo decir adiós. El resultado fue ése, los Yanquis consideraron que yo había estado aquí mucho tiempo, no querían que yo siguiera dirigiendo y, ¿cómo maneja uno eso?"

El viernes, Torre anunció que dejaría su puesto de piloto de los Dodgers de Los Angeles, luego de tres años de ejercerlo, y recibió después una invitación del jefe de operaciones de los Yanquis, Lonn Trost, para asistir a la ceremonia. Dado que los Dodgers descansaron el lunes, Torre aceptó la invitación y viajó a Nueva York junto con el ex capitán de los Dodgers, Don Mattingly, quien lo sucederá como manager de Los Angeles.

Torre dijo que se sintió presionado durante sus últimos tres años como manager de los Yanquis. Luego de guiar al equipo a los títulos de 1996, 98, 99 y 2000, sus últimas siete campañas no fueron exitosas.

Pero ahora, su disgusto con los Yanquis ha quedado prácticamente en el olvido.

" Esto se ha ido disipando gradualmente", dijo Torre, quien llevaba su anillo de campeón de la Serie Mundial de 1996. " Ahora todo es distinto que entonces. No digo que yo quisiera cambiar las cosas, porque uno expresa sus sentimientos cuando los está experimentando".

Torre no hablaba con Cashman desde enero del 2009, justo antes de la publicación de un libro que, según el gerente general, reveló secretos internos del club. Después de que Cashman entró a la sala de conferencias y abrazó a Torre, ambos se retiraron a la casa club, para hablar.

"Creo que hemos acordado dejar esto atrás", dijo Cashman. " Tuvimos una reunión muy constructiva. Hemos dado los pasos para comenzar a reparar lo que se haya roto".

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.