Ubaldo Jiménez tiene una mala noche pero Rockies ganan

DENVER (AP). El dominicano Ubaldo Jiménez pensó que cargaría con la derrota hasta que el crucial jonrón de su compañero Jason Giambi en la novena entrada lo resucitó y lo hizo brincar de gusto, tanto que hasta olvidó su mala actuación y sus dolencias.

Con el vuelacercas de dos carreras que conectó ante Jonathan Papelbon, Giambi coronó una ofensiva de tres anotaciones en la novena entrada que permitió a los Rockies de Colorado superar la noche del miércoles el trabajo flojo de Jiménez y derrotar 8-6 a los Medias Rojas de Boston.

"Me resucitaron", expresó el abridor dominicano. "Lo importante no soy yo, sino el equipo. Conseguimos la victoria, todo se olvida con un triunfo como ése. Ni siquiera pienso en mis estadísticas".

En su intento por convertirse en el primer lanzador de la Liga Nacional en casi medio siglo que logra 14 victorias en sus primeras 15 aperturas, el caribeño tuvo una ventaja tempranera de cuatro carreras, que parecía segura debido a que no había permitido más de tres anotaciones como inicialista en la temporada.

Sin embargo, Jiménez cedió seis carreras y 10 imparables en poco más de cinco entradas y dos tercios en su peor partido de la temporada, la cual ha sido espectacular a pesar de este bache.

"Ubaldo es un ser humano, no una máquina", dijo el piloto Jim Tracy. "Se le puede permitir tener un partido como éste".

Jiménez se fue a casa enfermo la noche del martes y tuvo dificultades durante toda su actuación del miércoles, pero se abstuvo de atribuir el bajo nivel a su salud.

"Simplemente tuve un mal partido", dijo el dominicano, mientras se encogía de hombros.

En Baltimore, el puertorriqueño Edwin Rodríguez conversó sobre su estreno como piloto en Grandes Ligas, mientras encima de su escritorio en Camden Yards exhibía el botín del triunfo: la pelota con la que ganó, la tarjeta de la alineación de los jugadores y una botella medio vacía de champaña fina.

A pesar de lo grato de esos recuerdos materiales, Rodríguez no los necesitaba para apreciar el logro más importante de su carrera profesional.

Horas después de que lo nombraran piloto interino de los Marlins de Florida, Rodríguez logró el miércoles por la noche que el equipo remontara la desventaja y derrotara 7-5 a los Orioles de Baltimore.

"Es muy emocionante y es algo de lo que se habla", manifestó Rodríguez. "Todos los años en Puerto Rico la prensa pregunta quién será el primer piloto puertorriqueño en las mayores y yo esperaba poder serlo. Es grandioso, al menos por la victoria".

Florida se recuperó de una desventaja de cuatro carreras y logró su tercera victoria consecutiva. Los Marlins lograron los anteriores dos triunfos bajo la batuta del cubano Fredi González, quien dirigió al equipo tres temporadas y media pero fue despedido la mañana del miércoles.

Rodríguez fue llamado de la filial de Nueva Orleáns de categoría Triple A para dirigir a un equipo que pierde fuerza y se encuentra en el cuarto lugar en la División Este de la Liga Nacional.

En otros resultados de interligas del miércoles, Cincinnati derrotó 3-0 a Oakland; Kansas City 1-0 a Washington; Filadelfia 7-6 a Cleveland; San Luis 1-0 a Toronto; Nueva York (Mets) 5-0 a Detroit; San Diego 5-4 a Tampa Bay; Texas 13-3 a Pittsburgh; Chicago (Medias Blancas) 4-2 a Atlanta; Milwaukee 5-3 a Minnesota; Nueva York (Yanquis) 6-5 a Arizona en 10 innings; Los Angeles (Angelinos) 2-1 a Los Angeles (Dodgers); y Seattle 8-1 a Chicago (Cachorros).

Por la Liga Nacional, Houston derrotó 6-3 a San Francisco.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.