Vizquel reanima a Gigantes con su mera presencia

(AP). Omar Vizquel inyectó vitalidad a los Gigantes de San Francisco con sólo regresar al terreno de juego y ejecutar la defensiva merecedora del Guante de Oro que tanto lo define. Su tres imparables fueron apenas un estímulo adicional.

Tampoco estuvo de más que Tim Lincecum lanzara strikes a placer.

Randy Winn pegó su primer jonrón del año, Aaron Rowand sonó otro vuelacercas contra su antiguo equipo por segunda vez en poco más de una semana y los Gigantes dejaron atrás una racha de cinco derrotas en fila el sábado al arrollar por 8-2 a los Filis de Filadelfia.

"Espero que con hits y llegadas a base yo pueda apoyar esa revigorización", dijo Vizquel, que finalmente volvió al terreno de juego después de que el 27 de febrero fue operado de la rodilla izquierda. "En general, no hay dolor por ahora. Veamos cómo amanezco mañana. Creo que va a estar bien".

Lincecum (5-1) ponchó a ocho enemigos en una labor impresionante de ocho entradas, para superar a Jamie Moyer, serpentinero de 45 años, y Vizquel conectó tres imparables y anotó una carrera en su regreso venturoso de la lista de lesionados.

Otro venezolano, José Castillo, pegó un doblete e igualó la mejor marca de su vida con cuatro inatrapables, anotando además dos veces por los Gigantes. Dan Ortmeier bateó un doble de dos carreras durante un racimo de tres rayitas en el tercer acto, y Emmanuel Burriss añadió un elevado de sacrificio en el inning.

Vizquel bateó de 5-3, como segundo en el orden, en lo que fue un bateo muy bien repartido de los Gigantes. Rowand disparó su jonrón en la segunda entrada y luego dio un par de sencillos, con dos anotadas en total, mientras que Winn pegó también un bambinazo en solitario y dos imparables más.

El público ovacionó a Vizquel en su primer juego del 2008, que atrajo mucho interés en Venezuela. Vizquel, de 41 años y 11 veces ganador del Guante de Oro como paracorto, comenzó su vigésima temporada en las Grandes Ligas casi un mes después de lo que esperaba.

Es el primer venezolano que juega 20 campañas en las mayores. Dave Concepción y Andrés Galarraga jugaron 19 años cada uno, y Luis Aparicio tuvo 18.

"Es muy bueno", dijo el manager de los Filis, Charlie Manuel, respecto de su antiguo astro con los Indios de Cleveland.

Moyer (2-3) cayó ante un serpentinero 22 años menor que él.

Entre los Mets de Nueva York, el estribillo era el mismo entre todos los jugadores: A la ofensiva, estamos acoplados.

Y en qué forma.

El boricua Carlos Beltrán conectó un triple con las bases llenas y empujó cinco carreras, mientras su compatriota Carlos Delgado y Brian Schneider pegaron los primeros jonrones consecutivos de los Mets que apoyaron a Johan Santana para conseguir su primera victoria como local con Nueva York, cuando apalearon 12-6 a los Rojos de Cincinnati en el partido inicial de una doble cartelera.

El puertorriqueño Carlos Beltrán disparó un triple con la casa llena y remolcó en total cinco carreras, para que el venezolano Johan Santana se apuntara su primer triunfo como local con los Mets de Nueva York, que arrollaron el sábado por 12-6 a los Rojos de Cincinnati. Además, los Mets anotaron 12 carreras por segundo partido consecutivo.

El partido fue la reposición del duelo cancelado el viernes por lluvia.

David Wright salió de un bache en el que había bateado de 13-1, al pegar dos hits y anotar tres veces. El dominicano Moisés Alou impulsó dos carreras y los Mets comenzaron triunfalmente una serie de siete duelos como locales --un día después de la posposición por la lluvia-- frente a equipos que están en los últimos lugares.

"Tuvimos contribuciones de todos", dijo el manager Willie Randolph. "Somos un equipo mucho mejor de lo que hemos mostrado y jugado".

Randolph colocó a Santana en el primer partido en lugar de Mike Pelfrey, programado para abrir el Friday. "Me gusta comenzar con lo mejor que tengo", dijo Santana, quien estuvo afectado por alergias y no tuvo su mejor cambio de velocidad. Empató su registro de carrera al ceder 10 imparables, aunque nunca estuvo en problemas serios hasta la sexta entrada, cuando necesitó 38 lanzamientos para terminar el episodio.

Santana (4-2) permitió el octavo jonrón del dominicano Edwin Encarnación, en el cuarto inning, y espació otros cinco inatrapables en cinco actos. Pero en el sexto admitió cuatro indiscutibles, incluido un triple de Brandon Phillips en el primer turno y sencillos productores de Encarnación y del emergente Scott Hatteberg.

En el segundo partido, los Rojos ganaron 7-1 y así dividieron honores en la doble cartelera.

En San Diego, Greg Maddux se convirtió en el noveno lanzador con 350 victorias en la historia de las mayores al conseguir la proeza en el quinto intento y guiar a los Padres de San Diego para vencer 3-2 a los Rockies de Colorado.

Mientras Adrián González conectó un cuadrangular de tres carreras y los Padres salieron de cinco derrotas en fila, Maddux contuvo a sus 42 años a los Rockies en una carrera sucia _gestada por un error cuando hizo un lanzamiento a la tercera base_ y a tres imparables en seis innings. Ponchó a uno y no dio boletos.

Maddux (3-3) elevó su foja a 350-217 en 23 temporadas en las mayores. La nueva proeza se suma a otros logros que incluyen cuatro Premios Cy Young de la Liga Nacional, un campeonato de Serie Mundial y un récord de 17 Premios Guante de Oro.

En los otros partidos, los Cachorros de Chicago derrotaron 7-2 a los Diamondbacks, los Yanquis 5-2 a los Tigres, los Cardenales 5-3 a los Cerveceros, los Piratas 5-2 a los Bravos, los Medias Rojas 5-2 a los Mellizos, los Indios 12-0 a los Azulejos y los Rays 2-0 a los Angelinos.

También, los Marlins ganaron 11-0 a los Nacionales, los Rangers 6-4 a los Atléticos, los Orioles 6-5 a los Reales, los Astros 5-0 a los Dodgers y los Medias Blancas 8-4 a los Marineros.

Más salvaje que nunca llega la 6ta temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.