Los Yanquis se ensañan con Toronto

NUEVA YORK (AP). Andy Pettitte, Alex Rodríguez y los Yanquis de Nueva York se han prendido en la lucha por el pase a la postemporada de la Liga Americana, gracias en gran medida a todos los triunfos que han acumulado sobre Toronto.

Pettitte lanzó seis entradas efectivas, y Curtis Granderson bateó un cuadrangular para ayudar a los Yanquis a ganar el jueves a Toronto por 5-3 después de un retraso de tres horas y media por lluvia, su décima victoria consecutiva sobre los Azulejos.

Nueva York aprovechó una mala decisión de los umpires para ganar su quinto juego seguido y décimo de los últimos 12 en general.

"Nos estamos entusiasmándonos y uno sabía que esto iba a suceder", comentó Pettitte. "Sólo era cuestión de cuándo, y uno espera que no sea demasiado tarde".

El dominicano Eduardo Núñez bateó un sencillo productor de dos carreras y los recuperados Yanquis ganaron su quinto juego seguido y 10mo de sus últimos 12 en general. Nueva York mejoró su marca ante Toronto a 12-1 esta temporada con su segunda barrida en serie de cuatro juegos sobre los Azulejos, y se acercaron a tres juegos y medio en la lucha por el segundo boleto de comodín a la postemporada de la Liga Americana.

Los Yanquis han ganado 13 juegos seguidos a Toronto como locales, su racha más larga contra un equipo desde que ganaron 14 encuentros consecutivos a Kansas City de agosto de 2002 a abril de 2006.

"Lo hemos hecho bien", dijo Granderson. "Aún controlamos nuestro destino", agregó.

Los Azulejos, colistas de la División Este, han perdido cinco juegos seguidos y 11 de sus últimos 15. El único otro equipo que los barrió en un par de series de cuatro juegos en una temporada fue el de los Cerveceros de Milwaukee en 1978.

Después del retraso por lluvia, Pettitte (9-9) permitió una carrera y cuatro imparables para ganar su segunda apertura consecutiva después de una marca de 0-3 en sus cinco salidas previas. Concedió tres bases por bolas y ponchó a tres bateadores.

Con su 254ta victoria, el pitcher zurdo de 41 años empató con Jack Morris y el miembro del salón de la Fama Red Faber en el lugar 42 de la lista de todos los tiempos.

En Miami, lanzando con una enorme ventaja en la octava entrada, Clayton Kershaw rebotó una curva en la tierra y luego pateó el montículo como si acabara de perder el juego.

Kershaw está desacostumbrado incluso a fallar un lanzamiento, pero se sobrepuso a la dificultad ocasional que tuvo el jueves y trabajó ocho episodios para ayudar a los Dodgers de Los Angeles a ganar su tercer juego consecutivo al vencer por 6-0 a los Marlins de Miami.

Kershaw (13-7) ponchó a seis y otorgó tres boletos. El primer bate de Miami se embasó en cinco innings, pero los Marlins se fueron de 7-0 con corredores en posición de anotar, incluyendo tres dobles matanzas.

Para sus estándares, Kershaw consideró que fue algo mediocre.

"Fueron malos los primeros innings. No tuve control", dijo el pitcher. "Pude haberlo realizado muy diferentemente. El juego pudo haberse salido de la mano muy rápidamente", añadió.

El relevista Brian Wilson lanzó por primera vez desde que se sometió a una cirugía Tommy John (de reconstrucción de ligamento del codo). Permitió un hit y abanicó a dos en la novena. El ex cerrador de los Gigantes de San Francisco completó la 17ma blanqueada de los Dodgers esta temporada, la máxima cifra en las mayores.

Los Dodgers (75-52) cerraron una gira de dos ciudades con marca de 5-2, y han ganado 22 de sus 25 últimos encuentros como visitantes. El viernes comienzan una serie en casa ante los Medias Rojas de Boston.

En otros partidos de la Liga Nacional, Cincinnati se impuso 2-1 a Arizona; Washington 5-4 a Chicago (Cachorros) en 13 innings; Filadelfia 5-4 a Colorado; San Luis 6-2 a Atlanta y Pittsburgh aplastó 10-5 a San Francisco.

En la Americana, Minnesota le ganó 7-6 a Detroit; y Chicago (Medias Blancas) 4-3 a Kansas City en 12 entradas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida