Zimmerman firma nuevo contrato con los Nacionales

WASHINGTON (AP). Ryan Zimmerman ingresó a zancadas en la sede del equipo en el Parque de los Nacionales ayer lunes luego de anunciarse que tiene un nuevo contrato por cinco años y 45 millones de dólares, y fue recibido efusivamente por un compañero sentado en un sillón.

"¡Felicidades, hombre!", le dijo el dominicano Anderson Hernández, jugador de cuadro.

Zimmerman sonrió y asintió levantando los pulgares al llegar después de la rueda de prensa en la que se anunció el contrato. Así como los Nacionales de Washington desean tanto que su tercera base rinda con el bate y el guante, igual esperan que se gane su salario ayudándolos a salir de apuros con carácter y liderazgo.

"Cuando tienes 21 o 22 años, es difícil expresar opiniones cuando hay jugadores de 30 años con siete, ocho años en las mayores. Hay que tener respeto por todos y palpar un poco primero la situación", dijo Zimmerman. "Creo que así me siento ahora".

E insiste en considerar que el equipo va en la dirección correcta bajo el mando de la familia Lerner que compró el equipo a la Major League Baseball en mayo del 2006, incluso si los Nacionales tuvieron el peor registro de las mayores en la temporada anterior con 59-102 y llevaban el peor de 1-10 en esta campaña antes de jugar el lunes con los Bravos de Atlanta.

"Si alguien dice 'van a perder 100 partidos cada año', no tiene caso que me quede en ese lugar", señaló Zimmerman. "Me gusta ganar, y creo que lo vamos a hacer".

Firmó el acuerdo más prolongado que los Nacionales hayan concedido desde que se mudaron desde Montreal. Precede a la, según la creencia generalizada, gran adquisición _acaso al final infructuosa_ de Mark Teixeira y la contratación de Adam Dunn por 20 millones y dos años.

"Yo tuve fe en que los Lerner y el grupo propietario seguirían trayendo gente. Este receso de temporada fue un gran paso", aseguró Zimmerman.

El lunes culminó un proceso de altibajos de dos años y medio que _según el representante e Zimmerman, Brodie Van Wagenen_ comenzó el 6 de diciembre del 2006 con un intercambio inicial de propuestas.

El anuncio formal del nuevo contrato fue demorado por los trámites y los exámenes físicos.

"Este fue un procedimiento complicado y largo", dijo el presidente del equipo, Stan Kasten, "pero tuvimos todo el apoyo de los propietarios".

Zimmerman finalmente firmó el contrato multianual que buscaba, el cual permitirá a los Nacionales asegurarse la permanencia a largo plazo de su jugador más destacado.

El contrato se extiende hasta el 2013 y reemplaza el acuerdo de un año y 3,3 millones que el tercera base suscribió en febrero para evitar el arbitraje salarial.

Zimmerman ganará esa cantidad en el 2009, y el contrato conserva la cláusula del pago de 175,000 en bonos por sus presentaciones en el plato.

Obtiene también una prima de 500,000 dólares por la firma, y los salarios de 6,2 millones en el 2010, 8,9 millones en el 2011, 12 millones en el 2012 y 14 millones en el 2013. No tiene opciones para el jugador ni para el club. Una vez al año deberá encabezar en el estadio del equipo un acto en beneficio de su fundación ZiMS, un organismo caritativo dedicado al tratamiento e investigación de la enfermedad crónica esclerosis múltiple, que padece su madre.

"El merece todo lo que está recibiendo", dijo el manager Manny Acta. "Es mejor persona que jugador, lo cual ya es difícil de creer. Es el sueño de cualquier entrenador".

Zimmerman es un bateador que lleva en su carrera un promedio de .282 con 60 cuadrangulares y 268 impulsadas, todo con los Nacionales.

En la temporada del 2006 quedó segundo en la votación para el Novato del Año de la Liga Nacional.

En esta temporada lleva promedio de .275 con dos vuelacercas y 10 impulsadas.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida