Con problemas, sin pólvora, pero Yanquis ganan

(AP). Su número de triunfos supera apenas por uno el de derrotas, una de sus superestrellas todavía renquea y su fiable catcher está en la lista de los lesionados. Los Yanquis parecen otros, pero al menos son capaces todavía de sacar algunos triunfos y están a punto de volver a casa.

Mike Mussina se apuntó su victoria número 253 de por vida, para empatar a Carl Hubbell, miembro del Salón de la Fama, y los Yanquis le sacaron el mayor provecho a los cinco hits que conectaron, para derrotar el lunes por 5-2 a los Indios de Cleveland.

Mussina (3-3) toleró dos carreras y siete imparables en cinco episodios, una labor apenas suficientemente larga para alcanzar a Hubbell en el 41er lugar de la lista de serpentineros con más triunfos en la historia.

El veterano de 39 años tuvo su segunda buena salida en fila, después de que hubo especulaciones de que perdería su puesto en la rotación de abridores.

Mussina fue seguido en la lomita por el puertorriqueño Jonathan Albaladejo, Kyle Farnsworth, Joba Chamberlain y el panameño Mariano Rivera, quien resolvió el noveno capítulo para su octavo salvamento en el mismo número de intentos.

El japonés Hideki Matsui remolcó dos carreras para que Nueva York dividiera honores en la serie de cuatro juegos, tras perder los primeros dos. El club volverá ahora a su casa, el Yankee Stadium, luego de disputar 18 compromisos de visita durante abril --la gira más larga que cualquier equipo haya tenido en el mes--.

"Tengo que buscar la llave de mi casa", bromeó Mussina. "Ha pasado tanto tiempo desde que salimos de casa que simplemente nos habíamos habituado a ir de hotel en hotel".

Aaron Laffey (0-1), traído de sucursales para debutar en la campaña por Cleveland, no permitió un solo hit de los Yanquis durante cinco actos. Pero Nueva York ligó cuatro indiscutibles --tres de los cuales no salieron del cuadro--, y se aprovechó de dos roletazos y de un golpe a un toletero para anotar cuatro veces en la sexta entrada, lo que les dio una ventaja de 4-2.

Un doble productor de Matsui en la octava puso los cartones en 5-2.

No fue un bateo espectacular, pero los Yanquis seguramente estarán felices por el triunfo, en un día en que tuvieron que colocar en la lista de los lesionados a su receptor de mil batallas Jorge Posada, por un periodo de dos semanas. El boricua abandonó el equipo para que el eminente cirujano ortopedista James Andrews le examine el hombro en Birmingham, Alabama.

Los Yanquis esperan aún los resultados de Posaada, quien jugó al menos 137 juegos en cada una de las últimas ocho temporadas. El manager Joe Girardi confía en que recuperará pronto a su receptor, quien firmó un contrato por cuatro años y 52,4 millones de dólares antes de esta campaña.

"Tengo los dedos cruzados", dijo Girardi.

El piloto está también atento a Alex Rodríguez, quien jugó toda la serie pero todavía resiente un tirón en el cuadríceps de la derecha. Rodríguez fue sustituido por un emergente en el octavo inning, y Girardi dijo que probablemente no alineará a su antesalista estelar el martes, contra Detroit.

"No está al 100% y sentimos que lo mejor es dejarlo fuera", dijo Girardi.

En otro juego de la Liga Americana, los Atléticos de Oakland aplastaron por 14-2 a los Angelinos de Los Angeles.

Los Orioles de Baltimore y los Medias Blancas de Chicago estaban empatados a 3 cuando el juego se suspendió después de 11 entradas, debido a la lluvia. El encuentro se reanudará en una fecha por definir. Todas las estadísticas del lunes cuentan oficialmente.

En la Liga Nacional, el dominicano Edwin Encarnación conectó un par de dobletes productores y realizó una jugada brillante en la antesala, en el séptimo inning, para preservar una ventaja de una carrera de los Rojos de Cincinnati, que superaron por 4-3 a los Cardenales de San Luis.

Bronson Arroyo (1-3) trabajó seis entradas en forma eficiente por los Rojos. Adam Dunn y Brandon Phillips remolcaron una carrera cada uno para ayudar a que Cincinnati ganara tres encuentros en fila por primera vez en esta temporada.

El dominicano Albert Pujols pegó dos sencillos y recibió un pasaporte, para ampliar a 12 juegos su seguidilla pegando de hit. Pujols se ha embasado en los 27 encuentros de la campaña, por los Cardenales.

El dominicano Francisco Cordero permitió un hit en la novena entrada y aportó su cuarto salvamento en el mismo número de oportunidades.

La derrota fue para Todd Wellemeyer (2-1), a quien los Rojos le hicieron cinco hits en la segunda y la tercera entrada, anotando dos veces en cada episodio, para tomar una ventaja de 4-0. Encarnación pegó un doble remolcador en cada inning.

Encarnación también capturó un elevado de foul de Chris Duncan, cerca de la caseta de los Rojos, para poner fin al encuentro.

"Pensé que tenía que atrapar esa pelota como fuera", dijo Encarnación.

"No me importaba si me estrellaba contra el muro. Ganamos este juego por hacer buenas jugadas defensivas".

También en el Viejo Circuito, los Diamondbacks de Arizona superaron 5-3 a los Astros de Houston, y los Gigantes de San Francisco vencieron a los Rockies de Colorado por 4-0.

El juego de los Piratas de Pittsburgh frente a los Mets de Nueva York fue pospuesto el lunes por la lluvia, y se disputará el 11 de agosto.

Los abridores previstos, el venezolano Johan Santana de los Mets, así como Ian Snell, de los Piratas, lanzarán el martes por la noche. El mexicano Oliver Pérez enfrentará a Tom Gorzelanny el miércoles, en el final de la serie.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.