El hijo de Abreu presidió la conferencia de prensa junto a su padre

Buenos Aires, 13 jul (EFE).- Sebastián Abreu, delantero de Uruguay, dijo hoy al término del entrenamiento en la Casa Amarilla de Boca Juniors, que "es una bendición tener la oportunidad de jugar un partido tan trascendental como el sábado", en el transcurso de una rueda de prensa en la que estuvo acompañado de su hijo de 8 años."Todo el mundo mirará un partido en el que se pone el prestigio en juego", dijo Abreu, junto a su hijo Diego, que disfruta durante sus vacaciones de la experiencia mediática de su padre, quien permanentemente graba toda su concentración con una cámara personal."Hay compromiso, responsabilidad, Argentina juega en casa, los dos somos campeones de Copa América y tenemos prestigio e historia. Será un partido trabado, fuerte en la mitad de cancha", afirmó Abreu, quien destacó que quiere "ser campeón"."A Messi hay que 'carnearlo'", dijo con humor cuando le preguntaron por las medidas que hay que tomar para detener al jugador argentino."Dios nos puso en el camino una oportunidad para que Uruguay sea una marca registrada y que se siga recordando a este país como un histórico del fútbol mundial", agregó.Álvaro González, por su parte, señaló que "Argentina tiene jugadores de gran categoría. Si les das espacios, desequilibran. Vamos a intentar que no repitan lo mismo que ante Costa Rica porque queremos seguir haciendo historia en el fútbol uruguayo", subrayó el jugador.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.