Aficionado pide perdón al Sun Life Stadium y a Cristiano Ronaldo

Miami (EFE). El aficionado Ronald Gjoka, el joven que saltó al Sun Life Stadium de Miami el pasado agosto para abrazar a Cristiano Ronaldo, pidió perdón a los propietarios del campo y aseguró que no volverá a ocurrir.

"Pido perdón al Sun Life Stadium y a Cristiano Ronaldo. No volverá a pasar jamás", dijo Ronald Gjoka en una entrevista con EFE.

El joven, de 20 años de edad y de nacionalidad albanesa y canadiense, se enfrentará el próximo lunes a un juicio en Miami acusado de "allanamiento de morada" por saltar al césped e interrumpir el partido Real Madrid-Chelsea para abrazar a Ronaldo.

"Sólo lo quería conocer una vez para darle las gracias por ayudarme en los momentos más dolorosos de mi vida. No volverá a pasar", repetía una y otra vez durante la entrevista con Efe.

Gjoka supo que la fiscalía ha retirado uno de los dos cargos que había presentado contra él por su acción en el Sun Life Stadium, después de que el propio Ronaldo enviara una carta en la que pedía que no se adoptara ninguna sanción contra el joven.

"Tengo esperanza y soy positivo. Espero que las reacciones positivas de todo el mundo, incluso de Cristiano Ronaldo, puedan cambiar la opinión del juez", dijo Gjoka.

Tras la decisión de la fiscalía de Miami, el cargo de alteración del orden público quedaba anulado, pero aún queda pendiente la acusación por allanamiento de morada, que podría costarle a Gjoka su continuidad en Estados Unidos, donde reside con un visado de estudiante.

"Los abogados podían haber escrito ellos mismos la carta, pero Ronaldo dijo que la escribiría él mismo", explicó el adolescente de 20 años que no ha podido hablar directamente con Cristiano Ronaldo para darle las gracias por su gesto.

Para él Ronaldo significa "uno de los mejores modelos a seguir que jamás ha visto en el mundo del deporte". "Siempre está ayudando a la gente y donando dinero a la caridad, ayudando a los niños con cáncer, donando sangre", comentó.

El joven estudiante de Palm Beach State Community College aseguró que jamás se imaginó que su caso "se hiciera tan grande como lo es hoy" y tuviera tanta repercusión internacional.Gjoka, que tiene la ciudadanía albanesa y canadiense, aseguró estar muy agradecido con Estados Unidos por la oportunidad que le ha dado de poder estudiar allí.

Según su abogado, Richard Hujber, el estudiante podría enfrentarse a una pena de cárcel, aunque prácticamente descarta esa opción porque su cliente no tiene ningún antecedente penal.

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida