Aficionados celebran el título de España en la Eurocopa

MADRID (AP). Aficionados jubilosos agitaban el domingo banderas rojo y amarillo luego de la victoria de España sobre Alemania por 1-0 en la final de la Eurocopa, con la cual finalizaron 44 años sin títulos importantes para el seleccionado español de fútbol.

Fernando Torres detonó el inicio de la celebración con su gol a los 33 minutos de juego y los 35.000 espectadores que miraban el partido en las pantallas colocadas en la Plaza de Colón de Madrid continuaron el frenesí hasta el silbatazo final del encuentro.

En la capital española sonaron las bocinas de vehículos y se encendieron fuegos artificiales hasta que terminó el partido. España no había logrado un campeonato importante desde que ganó la Eurocopa en 1964, y desde ese entonces su único gran logro en el fútbol había sido llegar a la final de este mismo torneo en 1984.

"Gracias por estar con nosotros; ¡espero que todos ustedes se emborrachen esta noche!", gritó el mediocampista Cesc Fábregas a través de las pantallas de televisión a los aficionados que miraban el acontecimiento en todo el país.

El goleador David Villa, líder de anotaciones del torneo con cuatro, dijo a la multitud que miraba que se prepararan para el lunes, cuando el equipo llegará a Madrid para mostrar el trofeo obtenido. Se espera que la selección llegue al aeropuerto Barajas de Madrid a las 7:00 de la tarde (1700 GMT) para luego ir a la Plaza de Colón a seguir la celebración.

Veinticinco personas fueron hospitalizadas en Madrid _una de ellas con una lesión grave en la cabeza_, según citaron medios nacionales de prensa. En total, los servicios de emergencia atendieron a 120 personas durante las celebraciones.

Poco después de la victoria de España, los bomberos rociaron con agua a la multitud para refrescarla de la temperatura que alcanzó cerca de 30 grados centígrados (86 Fahrenheit) en la Plaza de Colón, y posteriormente la fiesta se extendió por las calles de Madrid.

Miles se dirigieron a la Plaza de Cibeles.

Escenas similares ocurrieron en todo el país, de Sevilla a Valencia y Murcia, y el rey Juan Carlos probablemente resumió la paciencia de todos los aficionados españoles al fútbol a la espera de un triunfo importante: "Sufrimos, pero al final, valió la pena el dolor", dijo el monarca al canal de televisión Cuatro TV.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.