Africa muestra sus cartas con Argelia y Nigeria ante Alemania y Francia


África muestra este lunes sus únicas cartas en octavos de final con Argelia y Nigeria ante las poderosas Alemania y Francia, dos de las mejores selecciones hasta ahora en el Mundial de Brasil, donde Costa Rica no deja de asombrar.

Para Argelia, que ha clasificado a octavos por primera vez en su historia, el choque con Alemania tiene sabor a revancha 32 años después de que el llamado "partido de la vergüenza" eliminara a los africanos en España-82.

Alemania derrotó a Austria 1-0, el resultado que ambos necesitaban para avanzar en aquel torneo y desde la apertura germana solo se dedicaron a hacer circular el balón esperando el minuto 90.

El seleccionador alemán Joachim Löw se preguntó "¿Por qué deberían los jugadores que ni siquiera habían nacido querer revancha?".

En cambio, su colega de Argelia, el bosnio Vahid Halilhodzic, se encargó de evocar el episodio tal vez para motivar a sus muchachos. "Hablamos todo el tiempo de ese partido de 1982, la historia se repite 32 años después".

Más allá de ese escándalo, el lunes Alemania sale al campo del Beira Rio de Porto Alegre como favorito absoluto del duelo, sustentado en una dinámica de juego envidiable y un poder de fuego increíble.

A tal punto que un goleador como Miroslav Klose ve peligrar su récord en solitario del jugador con más tantos anotados en la historia de los Mundiales porque su titular, Thomas Müller ha anotado cuatro y discute el liderato de los artilleros con el colombiano James Rodríguez (5 goles) y el argentino Lionel Messi y el brasileño Neymar (cuatro cada uno).

Klose, de 36 años, anotó su gol número 15 ante Ghana (2-2) en la primera fase e igualó al brasileño Ronaldo como máximo anotador, pero el germano logró el decisivo tanto del empate tras haber saltado de la banca. No tiene lugar en el once titular.

Francia ha dejado en el recuerdo a su estrella Franck Ribery, de baja por lesión días antes del comienzo del Mundial, y ahora es Karim Benzema el que tomó la posta para intentar volver a hacer realidad la estadística de que los Blues llegan hasta semifinales como mínimo, cuando pasan a octavos.

Desde Suecia-1958, Francia ha cumplido con esta curiosa tendencia en cinco Mundiales y espera repetir en Brasil-2014.

"Nigeria será [un equipo] complicado, como todos los equipos africanos. Estarán atrás, esperando al contraataque. Pero nosotros haremos nuestro juego: intentar crear peligro y ganar", previno el extremo Antoine Griezmann

Las Águilas Verdes, que llegaron a octavos como segundos de Argentina en el Grupo F, dicen no tener un Diego Maradona en sus filas y entonces le atribuyen un valor especial al funcionamiento colectivo.

"Todos juegan para ganar, todos esperan recibir el balón. No queremos un individuo que se lleve toda la gloria (...) Mientras estemos batallando juntos y ninguno quiera ser (el argentino Diego Armando) Maradona, el equipo va a obtener los resultados deseados", dijo el mediocampista Obi Mikel, recordando al artífice de la campeona Argentina en 1986.

La sorprendente Costa Rica eliminó en la tanda de penales por 5-3 (1-1) a Grecia y avanzó por primera vez a cuartos de final de un Mundial, mientras México no pudo romper el maleficio y otra vez se detuvo en octavos en el último suspiro ante Holanda.

En cuartos, Costa Rica se medirá el 5 de julio en Salvador de Bahía con Holanda, que este domingo eliminó in extremis a México por 2-1.

La selección tica se recompuso tras el empate de Grecia en el minuto 90+1 y luego de un extenuante suplementario, jugando más de 50 minutos con 10 hombres por la expulsión de Óscar Duarte, anotó los cinco penales en la definición, mientras su portero Keylor Navas complementó la perfecta ejecución de sus compañeros, atajando el cuarto disparo de Grecia.

La formación centroamericana había dejado al mundo del fútbol boquiabierto cuando se adjudicó invicta el 'Grupo de la Muerte' contra tres ex campeones mundiales, Inglaterra, Italia y Uruguay.

Las poderosas Italia e Inglaterra volvieron a casa en la primera ronda y Uruguay cayó eliminada en octavos. Pero Costa Rica, que llegó a Brasil como una segura eliminada, continúa su viaje en el Mundial.

En San José, la capital del pequeño país centroamericano de menos de cinco millones de habitantes, estallaron los festejos con un estruendo de vuvuzelas, bocinas de carros y el grito de "ticos, ticos".

En la céntrica Plaza de la Democracia, convertida en la versión local del "fanfest" del Mundial, el estallido de júbilo fue unánime, con saltos de alegría, danzas improvisadas y abrazos al primer desconocido que aparecía por delante.

En cambio, México no pudo romper la maldición y se quedó por sexto mundial consecutivo en octavos de final eliminado por Holanda, que solo sobre el final logró el 2-1 y el pase a cuartos.

"Habíamos hecho un buen trabajo, pero después el equipo se echa atrás. Le regalamos una oportunidad a un equipo que no había hecho nada", se lamentó Miguel 'el Piojo' Herrera tras la eliminación.

La selección azteca tenía casi todo controlado hasta el minuto 88 pero en dos minutos se quedó sin nada y reapareció el estigma que la persigue desde hace 24 años.

Y ahí se acabó todo para un equipo con méritos para ir más lejos, aunque enfrente estaba la poderosa Holanda, acosada por su propio estigma, el de haber perdido las tres finales que ha disputado hasta ahora (Alemania-74, Argentina-78 y Sudáfrica-2010).


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida