El Ajax de Ámsterdam, finalista de Europa League pese a perder en Lyon (3-1)

El Ajax de Ámsterdam se clasificó para la final de la Europa League pese a perder este jueves en el partido de vuelta de semifinales en campo del Lyon (3-1), tras haber ganado en Holanda por 4-1.

El equipo holandés jugará la final el 24 de mayo en Solna, en las afueras de Estocolmo, contra el Mánchester United, que empató en su campo este jueves con el Celta de Vigo (1-1), haciendo valer su victoria en tierras gallegas en la ida por 1-0.

Como un símbolo de la juventud insolente del Ajax, fue Kasper Dolberg, de 19 años, quien abrió el marcador para los holandeses en Lyon en el minuto 27, pero Alexandre Lacazette, con un doblete al final del primer tiempo (45 de penal y 45+1) dio esperanza a los franceses.

Un tanto del argelino Rachid Ghezzal (81) para el Lyon, acercaba aún más a su equipo a empatar la eliminatoria.

Todo se ponía de cara para el equipo francés, que vio como incluso el conjunto holandés se quedaba con diez hombres los últimos seis minutos por doble amonestación de Nick Viergever en el 84.

Pero el Lyon no pudo acabar el milagro en esos minutos finales.

El equipo francés tuvo una ocasión clara para igualar la eliminatoria con un remate de Maxwel Cornet, solo en el área, que rozó el poste derecho del portero del Ajax, André Onana (88).

"Es una decepción, forzosamente, sobre todo con una victoria así. Estuvimos muy cerca del objetivo final. Es duro de encajar. Pero es parte de la vida de un futbolista", afirmó el goleador francés, Lacazette.

"Nos faltó seriedad y rigor defensivo en el partido de ida. Cuando perdimos el primer partido, ya sabíamos de las dificultades. Es una pena. De cara al futuro tenemos ganas de hacerlo mejor que esta vez y aprender de nuestros errores", señaló el autor del doblete.

El Ajax buscará en Suecia su séptimo título continental, tras cuatro Champions, una Recopa y una Copa de la UEFA, como se llamaba antes la Europa League, en 1992, sin olvidar los triunfos en trofeos europeos menos lustrosos como una Copa Intertoto y dos Supercopas.

El conjunto holandés vuelve a una final europea 21 años después de perder en Champions en 1996.

"Fue una noche extraña que había comenzado bien. Tuvimos el balón en el primer tiempo y después llegaron los dos goles del Lyon poco antes del descanso. Fue un duro golpe para mis jugadores, que estaban con la cabeza baja en los vestuarios", afirmó el técnico del equipo holandés, Peter Bosz.

"Entre los dos partidos, pienso que la clasificación es merecida", añadió el entrenador del Ajax.


Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.


Tu emisora... Parte de tu vida