Alcides Ghiggia es homenajeado en el estadio Maracaná

RIO DE JANEIRO (AP). Alcides Ghiggia, el autor del gol de Uruguay que enmudeció al estadio Maracaná en la final de la Copa del Mundo de 1950 contra Brasil, fue inmortalizado el martes en la "calzada de la fama" del mítico recinto.

El ex delantero uruguayo de 83 de años se convirtió en el personaje número 100 que deja las huellas de sus pies en la calzada del esatdio y apenas el sexto internacional.

Ghiggia puso sus pies sobre un molde para ocupar un lugar entre figuras como Pelé, Franz Beckenbauer y Mario Zagallo.

"Nunca pensé que sería homenajeado en el Maracaná. Me siento un poco emocionado", dijo Ghiggia. "Mi más sincero agradecimiento a todos por el gesto que me han dado. Viva Brasil".

En la tarde del 16 de julio de 1950, Ghiggia anotó a los 79 minutos el segundo gol en la victoria 2-1 al completar la remontada del triunfo de la Celeste en el imponente estadio de Río de Janeiro.

A Brasil le bastaba el empate para coronarse por primera vez y su afición --200,000 espectadores en la final-- daba por descontado la conquista, pero el gol de Ghiggia cayó como un baldazo de agua fría al darle a Uruguay su segundo título. El desenlace pasó a conocerse como el Maracanazo.

Ghiggia es el único integrante del once titular uruguayo de esa final que permanece vivo.

El propio jugador llegó a decir en un momento que sólo tres personas en la historia habían sido capaces de acallar el Maracaná: "el Papa, Frank Sinatra y yo".

Aparte de Beckenbauer, los otros extranjeros que están en la "calzada de la fama" son el chileno Elías Figueroa, el paraguayo Julio César Romero, el portugués Eusebio y el serbio Dejan Petkovic.

Vive la adrenalina de la 7ma temporada


Tu emisora... Parte de tu vida

Recibe todos los días en tu mail los titulares más importantes.